.

.

CAMPOSOL GANA PREMIO CREATIVIDAD EMPRESARIAL CON IMPORTANTE PROYECTO MEDIOAMBIENTAL

Superando proyectos de Yanacocha, Copeinca y Backus.

La empresa agroindustrial CAMPOSOL obtuvo el primer lugar en la categoría: “Cuidado del Medio Ambiente”, en el concurso Creatividad Empresarial 2016, organizado por la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas (UPC), que desde hace dos décadas reconoce las innovaciones más notables de las empresas privadas e instituciones públicas del Perú.

El premio Creatividad Empresarial entrega reconocimientos en veintidós categorías entre las que destacan: "Compromiso con la sociedad", "Cuidado del medio ambiente", "Desarrollo tecnológico e informática", "Educación", "Gestión pública nacional", "Medios interactivos", entre otras. Este premio es organizado por la UPC, en un trabajo conjunto con Canal N, Diario El Comercio y RPP Noticias.

El proyecto ganador de CAMPOSOL lleva como título: Uso de la planta denominada “Jacinto de Agua” para el tratamiento de aguas residuales industriales en CAMPOSOL S.A., distrito de Chao, provincia de Virú, La Libertad, el cual consiste en la remoción de contaminantes presentes en las aguas residuales con bajo costo de implementación y mantenimiento. 

Además, brinda impactos positivos al medio ambiente, como reducir considerablemente la emisión de malos olores, gases de efecto invernadero y ploriferación de plagas, prevenir la contaminación y reutilizar el agua tratada para el riego de áreas verdes.

Jesús Arasti Barrios, Gerente de Operaciones, manifestó que este proyecto es altamente eficiente en cuanto a su operatividad en comparación a otros procesos convencionales, porque solamente, con el uso de plantas acuáticas, se obtiene la remoción de contaminantes en el agua y la estabilización de parámetros de pH, aceites y grasas, DBO5, DQO y sólidos suspendidos.

“Después del tratamiento los resultados superan eficientemente lo exigido por las normas nacionales, respecto a la calidad de agua para su reutilización en el riego de áreas verdes”, expresó.

Asimismo, indicó que para CAMPOSOL, el proceso de depuración con plantas acuáticas estima un ahorro en su implementación de más de US$ 2.5 millones y ahorro en mantenimiento en 10 años de US$ 22.5 millones, porque este método, a diferencia del proceso convencional, no necesita la aplicación de productos químicos para lograr la remoción de materia orgánica y la estabilización de parámetros de calidad de agua.

“Este sistema de tratamiento es 100% viable y sostenible, planteándose como una alternativa a replicar por diferentes empresas que aún no ponen en funcionamiento un método adecuado para la depuración de sus aguas residuales”, finalizó Jesús Arasti.

CAMPOSOL con el fin de ser uno de los primeros proveedores de alimentos saludables en el mundo, opta por la innovación constante como único camino a seguir, para obtener el éxito deseado. Por ello, rompe esquemas de lo convencional, utilizando al máximo aquello que caracteriza a sus colaboradores: La creatividad.









http://www.trujilloprensa.com/


Con la tecnología de Blogger.