.

.

GERCETUR Y RR.EE. IMPULSAN OPORTUNIDADES DE NEGOCIO CON BOLIVIA

Durante la videoconferencia “Exposición de Oportunidades de Negocio en el Mercado Boliviano”, a cargo de Julio Polanco, consejero económico comercial del Perú en Bolivia, se dieron a conocer la situación actual y las posibilidades que existen para exportar productos liberteños al país altiplánico.

El evento, que tuvo como escenario la Universidad Antenor Orrego, fue organizado por la Subgerencia de Comercio Exterior de la Gerencia de Comercio Exterior, Turismo y Artesanía, y el Ministerio de Relaciones Exteriores, participando Rogger Ruiz Díaz, subgerente de Comercio Exterior (GERCETUR - LL) y Lucy Camacho Bueno, ministra de Relaciones Exteriores.

En esta actividad se indicó que  la mayor parte de las empresas bolivianas están concentradas en la Paz, Santa Cruz y Cochabamba, y que corresponden mayormente a círculos empresariales y familiares muy cercanos entre sí, estando su estructura empresarial en transición.

Del total de empresas unipersonales (MYPES) en el 2016, el 82% disminuyeron en comparación al año anterior y las MYPES han disminuido en un 50% del 2014 al 2015. Sin embargo, la economía boliviana ha mejorado en cuanto a la tasa de crecimiento del PBI. Para el 2016 será del 35%, según el FMI, y según la CEPAL de 44%.

Los productos de mayor demanda por parte de Bolivia son insumos para el sector textil, productos alimenticios, minería, construcción. También hay gran demanda para los servicios informáticos.

A pesar de surgir nuevas barreras al comercio internacional, ninguna afectó al Perú, precisándose en esta actividad que para el próximo año la ley 775, sobre etiquetado de alimentos de consumo masivo, debe cumplirse en nuestro país.

En base a la información alcanzada, las exportaciones de las empresas peruanas a Bolivia, en el primer semestre del año, sumaron US$ 338.7 millones, que representó un retroceso de 6.6% respecto al año anterior; y su demanda está principalmente representada por el sector no tradicional, que concentró el 92.7% del total despachado.

Los subsectores con más demanda fueron el químico (US$ 102.6 millones), siderúrgico y metalúrgico (US$ 64.4 millones), agropecuario y agroindustrias (US$ 37.9 millones), metal mecánico (US$ 24.6 millones), minería no metálica (US$ 19.5 millones) y textil (US$ 17.4 millones). Los productos no tradicionales más demandados fueron las barras de hierro o acero, pañales para bebés, cemento, placas de polímeros de etileno, perfiles de hierro, perfumes, preparaciones para lavar, galletas, dulces, entre otros.

Para el Perú existe un potencial en rubros como pesca (conservas de pescado y anchoas, pescado en trozos, entre otros), agroindustria (tomates preparados, condimentos, leche evaporada, papas preparadas, carmín de cochinilla, preparaciones de cacao), textil (hilados, tejidos, prendas de vestir) y otros (agua embotellada, perfumes, tinta de imprenta, placas y barras de acero).

Al evento, clausurado por Lucy Camacho Bueno, asistieron empresarios de los sectores de calzado, metalmecánica, agroindustria y empresas de servicios mineros que mostraron gran interés por interrelacionarse con el mercado boliviano.    








http://www.trujilloprensa.com/


Con la tecnología de Blogger.