.

.

LAS “COMBIS”

Falta modernizar el transporte

Trujillo es la segunda ciudad más poblada y grande del Perú, después de Lima, somos conscientes que ha crecido económicamente, sin embargo necesita urgentemente modernizar el transporte urbano y el alcantarillado que sobrepasan al medio siglo, requiere los cambios la chatarra andante que presta servicio público como son las “combis”, “micros” y “ticos” que dan mal aspecto a la ciudad con su vejez y contaminación.

Asimismo, es urgente cambiar las redes de alcantarillado de agua y desagüe del perímetro de la avenida España y de algunas urbanizaciones de Trujillo que están colapsando por tener muchos años de antigüedad. Hemos visto grandes forados en las calles que vieron peligrar sus vidas los conductores, no queremos que ocurran desgracias para el cambio de las redes.

Ante la desgracia ocurrida en días pasados en la carretera de la Panamericana Norte en el distrito de Moche, en la cual, en este trágico accidente murieron 19 personas, luego del impacto entre un camión furgón contra una combi que cubría la ruta entre Trujillo-Miramar. En dicha zona, no hay señalización y los policías no controlan a los micros y combis, si van o no con su capacidad, etc.

En los países modernos y desarrollados no existen estos tipos de servicios públicos de pasajeros como son los “combis” que trabajan y tienen la venia de las autoridades municipales provinciales como son la Gerencia de Transportes. Muchos de ellos son carros viejos, contaminantes, inapropiados para prestar servicio público.

La mayoría de “combis” no pasan revisión técnica, muchos choferes han obtenido sus licencias de conducir bajo la mesa “coimeando”, sus asientos malogrados, sus cobradores insolentes llevan pasajeros de pie y con sus parlantes a todo volumen, es decir viajar en una combi es un caos. El alcalde, el gerente municipal, o gerente de transporte no viven estas odiseas, como si, lo viven el pueblo de pie.

En Trujillo hasta la fecha no hay paraderos formales. Muchos de los micros y combis paran donde sea y donde quieren. Ha esto son culpables los mismos pasajeros que obligan a los choferes y cobradores que los dejen en las puertas de sus casas o donde quieren ellos. La policía nacional y de transportes no mira estos detalles y se hacen de la vista gorda.

Las autoridades municipales, pensando en su reelección o seguir en política para ganarse “votos” de los transportistas, microbuseros o de los taxistas que manejan ticos han ampliado sus permisos para seguir operando, no les interesa el caos y el desorden de estos micros y combis viejos que operan en la ciudad de Trujillo.

El desorden también se puede observar en el servicio de taxis, un sin número de empresas que hacen el servicio de taxis, con múltiples colores, es decir no hay el orden como en otras ciudades del mundo. Por ejemplo en Estados Unidos, países europeos y asiáticos solamente hay dos o tres colores de taxis y son los mejores vehículos para dichos servicios.

En el Perú y en Trujillo, existen una variedad de taxis y de múltiples colores, camuflándose taxistas delincuentes que asaltan a los pasajeros ante el caos y el desorden que vive Trujillo. Es hora de la modernidad en el sector transportes señores autoridades.

Por  Jorge Apolitano Rodriguez








http://www.trujilloprensa.com/


Con la tecnología de Blogger.