.

.

RESOLVERÍAN CONTRATO A CONCESIONARIA DE CHAVIMOCHIC

Por incumplimiento y otros motivos, el Gobierno Regional de La Libertad daría por cancelado la próxima semana el contrato suscrito con la concesionaria que ganó la buena pro para la construcción y administración del proyecto Especial Chavimochic, integrada por las empresas constructoras Odebrecht y Graña & Montero.

“Hay la posibilidad de resolver el contrato unilateralmente. Lo estamos analizando, creo que sería lo más conveniente para las partes y en los próximos días lo podríamos hacer. No podríamos seguir trabajando con una empresa con altos índices de corrupción. Lamentablemente, por motivos que no nos explicamos, el contrato no incluyó una clausula anticorrupción, como ocurre en este tipo de grandes obras”, sostuvo.

La autoridad recordó que la concesionaria tuvo problemas con el Estado Peruano y que por ello no podían suscribir contrato alguno. “Se viene analizando la parte legal para resolver el contrato”, señaló, agregando que este tema lo abordará en Lima, entre hoy jueves y mañana viernes, durante el GORE Ejecutivo.

Debe recordarse, por otra parte, que los trabajos en la construcción de la III etapa del proyecto quedaron paralizados desde el año pasado, de manera unilateral, no habiendo comunicado ello al Gobierno Regional.

Valdez Farías, aseguró que la concesionaria no cumplió con presentar el aval del financiamiento para ejecutar la tercera etapa, lo que debieron hacer a fines del año pasado.

El Gobierno Nacional junto al Gobierno Regional de La Libertad desembolsaron unos 240 millones de dólares para la primera fase de la III etapa del proyecto, lo que se invirtió en su mayor parte en la construcción de la represa Palo Redondo, la que tiene un 70% de avance.

Recién en la segunda fase de esta III etapa era la concesionaría la que debía invertir en la obra e iban a administrar todo el proyecto por 25 años. La I y II etapa de Chavimochic demandó además una inversión de aproximadamente mil millones de dólares.

“La concesionaria está pidiendo la firma de una segunda adenda, lo que implicaba la ampliación de plazos para cumplir con el cierre financiero, que viene a ser el cumplimiento del aval de solvencia económica por su parte y la ejecución de los trabajos que faltan, entre ellos la construcción de la continuación del Canal Madre de Chavimochic, desde Moche a las Pampas de Urricape, con unos 214 kilómetros de longitud”, dijo Valdez Farías.

La segunda adenda implicaría además un sobrecosto en la ejecución que podría llegar a los 100 millones de soles de sobrecosto. La autoridad regional adelantó que, velando por los intereses del Estado y de todos los peruanos, lo ideal sería trabajar con una empresa solvente y confiable, que garantice una administración correcta del proyecto y que concluya lo faltante en el menor tiempo posible.

Hay, además, hasta tres empresas internacionales que han adelantado su interés en hacerse cargo del proyecto, lo que podría volver a continuarse en unos 7 u 8 meses.








http://www.trujilloprensa.com/


Con la tecnología de Blogger.