.

.

AUMENTAN CASOS DE HOMBRES CON PROBLEMAS ALIMENTICIOS

Si tiene un familiar o amigo que de pronto se mira mucho al espejo, deja de comer, presenta cuadros de depresión o autoestima baja, podría estar padeciendo de un trastorno alimenticio.

La información brindada durante la ponencia “Trastornos alimenticios”, a cargo de María Esther Quiroz Alcalde, docente de la Facultad de Humanidades de la Universidad César Vallejo (UCV), expuso que el 60% de los pacientes que sufren este mal recurren al internet en busca de contenidos poco saludables.

“Debemos entender que un trastorno acarrea una alteración de la percepción de la autoimagen, la persona puede estar delgada pero su percepción le transmite una imagen de una persona subida de peso. Los jóvenes son los más propensos a padecer estos males”, mencionó.

Y aunque muchos puedan relacionar esta problemática con el sexo femenino, hoy la realidad es otra, muestra de ello es que en el 2015 los casos de trastornos alimenticios en hombres aumentaron de un 8 % a 12 %.

Las personas que sufren trastornos de la alimentación tienen una alteración grave de la conducta alimentaria, una distorsión de su imagen corporal y una obsesión por evitar ganar peso y contar las calorías ingeridas.

En el caso de los hombres tienden a tener comportamientos obsesivos por el ejercicio más que prácticas como los vómitos o los laxantes, más comunes en las mujeres. También, en el caso de los hombres hay más trastornos junto con el de abuso de sustancias o la depresión.

La especialista aconsejó que para reconocer a una persona con este mal, se tiene que identificar si ha cambiado sus hábitos alimenticios, es decir, si ha dejado de ingerir el desayuno, almuerzo y cena; si prefieren comer a solas; o ponen pretexto para deshacerse de la comida y dejar de alimentarse.

“Los medios de comunicación son un factor que influye bastante, pues venden estereotipos de la imagen corporal perfecta, sin embargo, también cumplen un rol de prevención al informar a las personas“, sentenció.









http://www.trujilloprensa.com/


Con la tecnología de Blogger.