.

.

MÁS DE 3 MIL HECTÁREAS DE CULTIVO FUERON AFECTADAS POR LLUVIAS EN LA LIBERTAD

Según Agencias Agrarias de la Gerencia Regional de Agricultura de La Libertad (GRALL), la cifra de hectáreas (has.) de cultivo afectadas por las lluvias intensas, desbordes de ríos e inundaciones, hasta la fecha ya bordea las 3 mil. Estas áreas de sembrío pertenecen a las provincias Ascope, Trujillo, Chepén, Pacasmayo, Virú y Otuzco.

La provincia que presenta más afectación de cultivos es Ascope, con una extensión de mil 283 hectáreas donde crecía maíz amarillo duro, espárrago, caña de azúcar y arroz. En Pacasmayo, son 905 hectáreas de sembrío de arroz, espárrago y páprika, que fueron inundados y en parte, arrastrados por la quebrada Cupisnique, ubicada en San Pedro de Lloc.

Por otro lado, en la provincia de Virú se registró la pérdida de 381 hectáreas de plantación, entre las cuales figuran: ají, alfalfa, caña de azúcar, maracuyá, palto, pepinillo, hortalizas, yuca, choclo, camote, sandía, plátano, maíz chala, entre otros. Así mismo, los agricultores de Laredo y Moche, distritos de la provincia de Trujillo, lamentan la pérdida de 253 hectáreas que fueron inundadas, arrastradas y sepultadas por el fenómeno, donde también se producía caña de azúcar, sandía, palto y hortalizas.

En Chepén, el crecimiento del río Chamán afectó 56 hectáreas de siembra de banano orgánico, yuca y arroz. Mientras que en los distritos La Cuesta y Usquil, pertenecientes a la provincia de Otuzco, 11 hectáreas de sembrío de maíz y papa fueron abatidas por las lluvias.

“La siembra representa una de nuestras actividades principales, pero hoy vemos que este sector está devastado por los desastres ocurridos en los últimos días, en menos de una semana la cifra de hectáreas de cultivo afectadas ha crecido de manera alarmante. Frente a ello, nos hemos concentrado en canalizar ayuda para las familias más perjudicadas, con el apoyo de un equipo de contingencia integrado por personal de la GRALL”, indicó el gerente regional de Agricultura, Hernán Aquino Dionisio.

Además, expresó su preocupación por los 400 metros de canales de riego que han sufrido daños en su infraestructura, entre los cuales está: El Moro, La Incaica y Wichanzao, pertenecientes al distrito Laredo; Tesoro, Facalá, Salinar, Ascope y Paiján, ubicadas en la provincia Ascope; Lucas Deza y Zapotal Bajo, en el Valle Jequetepeque; Lurifico de Chepén; y Santa Clara, Cerritos Huancaco y Huancaquito Bajo, comprendidos en la provincia Virú.








http://www.trujilloprensa.com/


Con la tecnología de Blogger.