.

.

SOLO EL 20% DE PERSONAS CON ENFERMEDADES MENTALES ACCEDEN A TRATAMIENTO

Mientras más temprano se diagnostiquen los trastornos mentales, mayor éxito habrá en su tratamiento.

En el mundo, 450 millones de personas padecen algún trastorno mental o neurológico. Los más comunes, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), son los siguientes: depresión, trastorno bipolar, esquizofrenia, epilepsia, Alzheimer y otras demencias, etc. En el Perú, el Ministerio de Salud señala que existen cerca de 4.8 millones de personas que sufren de algún tipo de alteración mental. Asimismo, indica que las enfermedades neuropsiquiátricas constituyen la primera causa de carga de enfermedad en el país y son responsables de la pérdida de casi un millón de años de vida saludables.

Sin embargo, a pesar de estas alarmantes estadísticas, solo el 20% de los afectados recibe ayuda profesional, ya que la mayoría no accede a servicios de salud o no quiere reconocer que padece una enfermedad, de acuerdo con información del Instituto Nacional de Estadística.

“El número de casos de pacientes con enfermedades mentales está en aumento. A esto se adiciona la falta de especialistas para diagnosticar dichas patologías. La OMS recomienda que haya un psiquiatra cada 1000 personas, en el Perú hay un psiquiatra por cada 300,000 personas. Esta situación es bastante preocupante.” comenta la Dra. Claudia Huerta, Asesora Médica del laboratorio Sanofi.

Cualquier persona puede presentar un trastorno, problema o evento de salud mental en algún momento de su vida pues estos afectan a personas sin distinción de edad, raza, sexo o nivel socioeconómico y se presentan por causas muy variadas.  Sin embargo, mucha gente no solo desconoce que padece este tipo de enfermedades, sino que además no quiere admitir que necesita tratamiento y no busca ayuda profesional. Esto implica que la persona no sea tratada a tiempo y su calidad de vida, la relación con su entorno familiar y su estabilidad emocional se vean afectadas.

La desinformación respecto a las causas y tratamientos de los trastornos de origen mental han llevado a un gran sector de la sociedad a considerar a estos trastornos como incurables; y a ver a quienes las padecen como personas asociales, que no pueden convivir con los demás. Esto convierte a las personas con trastornos mentales en uno de los grupos más marginados y vulnerables.   No obstante, hoy en día se reconoce que la mayoría de estos trastornos pueden controlarse, tratarse y, en muchos casos, prevenirse.

“Con el advenimiento del progreso económico y tecnológico, las sociedades han creado nuevas expectativas de vida moderna, por lo que el estrés de todo tipo genera la mayor cantidad de enfermedades mentales, particularmente las de la tercera edad, incluyendo depresión y demencia.  Es prioritario contar con herramientas validadas y sensibles para nuestro país que detecten estas patologías, pues el tratamiento oportuno mejora la calidad de vida del paciente, pero sobre todo del entorno familiar“, señaló Nilton Custodio, médico neurólogo.








http://www.trujilloprensa.com/


Con la tecnología de Blogger.