.

.

CÁMARA DE COMERCIO SOLICITA MAYOR CELERIDAD EN LA CONSTRUCCIÓN DEL PUENTE VIRÚ

Presentó informe parcial de los daños causados por el “Niño Costero” en La Libertad

El Puente Virú es una vía de gran relevancia en la cadena de distribución y comercialización de las empresas liberteñas y del transporte de pasajeros de la ciudad de Trujillo hacia las diferentes localidades de la costa al sur de La Libertad.

Los daños causados por el “Niño Costero” a la empresa privada, a las entidades públicas y a la población son cuantiosas y reflejan la falta de medidas preventivas y de una adecuada planificación territorial y urbana.

La Cámara de Comercio y Producción de La Libertad (CCPLL), está solicitando a las autoridades trabajar juntos para una pronta y efectiva reconstrucción del Puente Virú, para mejorar la conectividad de la región a través del transporte en buses de mayor capacidad y facilitar el transporte de carga de las empresas a través de vehículos de mayor tonelaje.

“Nuestra cadena de suministro y comercialización está bloqueada en la ciudad, lo cual dificulta la venta y provisión de insumos y productos, así como el transporte de pasajeros, lo cual es crítico para nuestra economía regional”, indicó el presidente de la CCPLL, Hermes Escalante.

Cabe indicar que, aunque se haya solucionado parcialmente la conectividad con las ciudades del sur de Trujillo mediante el puente La Alameda en Virú, éste tiene el inconveniente de ser de una sola vía y no resistir pesos de alto tonelaje, además tiene restricciones nocturnas para ciertos vehículos. Estos inconvenientes han determinado que algunas empresas hayan optado como salida la vía marítima mediante el cabotaje, especialmente para el envío de paltas y otros productos industriales, aunque les generen mayores costos.

Agricultura y agroindustria
En el caso de las empresas agroindustriales no se puede determinar pérdidas, dado que tienen planes de contingencia que les han ayudado a mitigar los estragos causados por el “Niño Costero”. “Se sabe que hay alrededor de 8,000 hectáreas (ha) de cultivo afectadas por las inundaciones en el proyecto Chavimochic; asimismo, la Gerencia Regional de Agricultura informó que habrían 3,267 ha de cultivos de caña, arroz, maíz y espárrago afectadas y 86 ha perdidas.

Los daños en la agroindustria no han tenido un efecto significativo por las medidas preventivas implementadas y los planes de contingencia aplicados, pero sí se conoce que para los pequeños agricultores el impacto ha sido mayor, siendo las provincias más afectadas las de Virú, Laredo y Chepén”, manifestó Hermes Escalante.

Asimismo, por cuestión de transportes y distribución, algunas empresas agroindustriales han optado por generar mayores productos en conserva, en lugar de comercializarlos como productos frescos o congelados para no tener grandes pérdidas dentro de su cadena de producción y transporte.

Comercio
En el caso del sector comercio, las tiendas independientes y los locatarios de los centros comerciales no han podido abrir sus puertas debido a los huaicos suscitados, lo que ha repercutido sobre sus ingresos.

En lo que corresponde a los rubros de calzado, confecciones, metalmecánica y textiles, según el Comité de Comercio de la Cámara se estima que las pérdidas suman alrededor de S/ 55 millones en ventas no efectuadas y S/ 8 millones en pérdidas ocasionadas por aniegos, humedad o corrosión, así como, por el cierre de los locales por las lluvias, huaicos y polvo.

Cabe mencionar que los productos de los mercados de abastos han sufrido una ligera alza, sin embargo no han tenido un aumento tan significativo como en los supermercados, puesto que sus grandes centros de almacenamiento se encuentran en el sur y el colapso de las vías ha generado el incremento de sus costos. “Aquí se puede visualizar una oportunidad para los centros de abastos de nuestra ciudad”, indicó el presidente de la CCPLL.

Ganadería
En tanto, el sector ganadero se vio gravemente afectado en La Libertad, con daños directos e indirectos a las familias que se dedican a este rubro, con más de 30 millones de soles en pérdidas, según la Asociación de Ganaderos Lecheros del Perú (Agalep), especialmente por no poder vender la leche debido a la interrupción de las vías y por la muerte de vacunos a falta de agua y alimento.

Para ello, la CCPLL se encuentra promoviendo espacios para buscar soluciones en beneficio de este sector que, como los otros rubros, tiene una gran repercusión económica en la región y en el país.

Asimismo, el sector avícola también fue perjudicado, debido a las dificultades en la distribución a los diferentes mercados y al desabastecimiento de insumos, principalmente de alimentos. Es importante resaltar que La Libertad es la segunda región avícola más importante del país, con una población de más de 5 millones de aves.

Infraestructura
Por otro lado, en cuanto a daños en infraestructura estrictamente causados por el “Niño Costero”, en La Libertad se cuenta hasta la fecha con 7 puentes colapsados y 19 km de carreteras destruidos, según el Banco Central de Reserva del Perú (BCRP) en base a datos del Indeci.

“En cuanto a los 19 kilómetros de carreteras destruidas el costo monetario estimado es de S/ 95 millones, según datos referenciales; igualmente se sabe que existen 6,456 viviendas afectadas y 1,031 colapsadas, encontrando escaso impacto en los centros de salud y de educación; sin embargo, como el evento todavía no culmina, dichas cifras son preliminares”, manifestó Hermes Escalante.

Solución
Como alternativa, ante las posibles futuras activaciones de las quebradas, el presidente de la CCPLL considera conveniente, como salida integral, la construcción de diques de contención que permitan retener el agua en épocas de lluvias en la parte alta de las quebradas, así como canales de derivación que permitan dirigir el exceso de agua para promover la arborización en la falda de los cerros, derivando el resto al canal La Mochica.

Igualmente, se requiere encausar las quebradas para evitar la formación de huaicos y un sistema de drenaje en la ciudad. Dicha obra tendría que ser ejecutada por el Gobierno y parte podría ejecutarse bajo la modalidad de Obras por Impuestos (OxI) entre empresas agrupadas que trabajarían mediante el empaquetamiento de proyectos. “Sería una correcta solución con un tiempo de vida mayor, segura y con un planeamiento urbano, manifestándose la sinergia entre el sector público y privado”, finalizó.








http://www.trujilloprensa.com/


Con la tecnología de Blogger.