.

.

HAY AGENDA PENDIENTE PARA SEGUIR CAPITALIZANDO TLC CON CHINA

A siete años de la entrada en vigencia del Tratado de Libre Comercio, China aún constituye un reto para los exportadores peruanos, en especial del sector no tradicional, por lo que se hace necesario un mayor acercamiento a ese mercado, manifestó la Asociación de Exportadores (ADEX).

En términos generales, nuestro comercio hacia China experimentó un gran salto entre el 2009 y el 2016. En ese período China pasó de ser el segundo mercado de destino de nuestras exportaciones a convertirse en el primero, incrementando su participación del 15% al 23%.

Sin duda, la exportación de minerales, fortalecida por la mayor presencia de capitales chinos en la minería peruana, permitió que en ese lapso, nuestros envíos crezcan a una tasa promedio de 11% en tanto que las exportaciones totales crecían solamente en 4%.

“Los resultados en el sector no tradicional no son del todo visibles debido a varios temas que impiden capitalizar las oportunidades de ese acuerdo, sin embargo, nadie duda que será la vía para incrementar nuestros envíos al exterior”, comentó el presidente del gremio, Juan Varilias Velásquez.

Barreras sanitarias
Manifestó que ADEX entiende que, para desarrollar nuevos flujos comerciales, es importante fortalecer los vínculos institucionales con China. En ese sentido, informó que el gremio exportador suscribió convenios con China Council for the Promotion of International Trade (CCPIT) y la China Crop Protection Industry Association (CCPIA), para establecer puentes institucionales con el país asiático y ejecutar  actividades conjuntas para el desarrollo comercial entre ambos países.

“También se debe seguir abriendo ese mercado para más productos peruanos. En agenda está por ejemplo el acceso de la granada y la quinua, que ya han sido priorizados por Senasa, para lograr el levantamiento de las barreras sanitarias”, dijo.

Evolución
Entre el 2009 (un año antes de la entrada en vigencia del TLC) y el 2016, las exportaciones a ese lejano destino experimentaron un crecimiento de 109%. Las tradicionales se incrementaron en 112% y las no tradicionales en 46%.

Los subsectores con mayores crecimientos fueron la minería no metálica (2,764%), aunque el monto es pequeño por ahora. Paso de tan solo US$ 35 mil en el 2009 a poco más de US$ 1 millón y el agropecuario-agroindustrial (378%), cuyo monto pasó de US$ 19 millones 415 mil a US$ 92 millones 806 mil.

Agroindustria
Hay que señalar que este subsector cerró el 2016 con una caída de -20.3%, pues en el 2015 la cifra exportada fue de US$ 116 millones 521 mil. Al respecto, la gerente de Agro de ADEX, Paula Carrión, explicó que la contracción se explica por los menores envíos de uva, principal producto de agroexportación

“La inestabilidad en la temperatura afectó la producción de uvas peruanas, ya que originó un retraso en la cosecha. Esta situación, combinada con el adelanto de la oferta chilena, generó una mayor existencia de esa fruta y mayor competencia de precios. De acuerdo a las cifras, el precio implícito cayó de US$ 2.05 el kilo en el 2015 a US$ 4 1.9 en el 2016”, detalló.

Sobre la harina de maca, otro producto agroindustrial que también es demandado en China, comentó que cerró a la baja pues tanto Perú como el país asiático están incrementando sus hectáreas de producción. “La mayor oferta del producto sumada a una menor demanda afectaron los precios”, dijo,

Mayor promoción
En ese sentido, Carrión refirió la importancia del apoyo del gobierno para promocionar la maca peruana, posicionar sus propiedades y diferenciarlas, en relación a la maca que ya se está cultivando en china.

“No obstante hay varios productos que registraron incrementos interesantes como las paltas y mandarinas. Adicionalmente, esperamos que el reciente protocolo fitosanitario para los arándanos peruanos promueva sus envíos a este mercado de más 1400 millones de consumidores”, estimó.

Otro subsector con un crecimiento de tres dígitos fue las confecciones (el monto pasó de US$ 275 mil a US$ 1 millón 266 mil), le siguió la metalmecánica (170%)  y la pesca (31%), aunque en el 2016 cerró a la baja respecto al 2015 (-48.5%).

Al respecto, Marianella Hernández, Gerente de Servicios e Industrias Extractivas de ADEX, explicó que tanto la pesca tradicional y no tradicional redujeron sus envíos por una disminución de la disponibilidad de recursos hidrobiológicos para la extracción. “China es nuestro principal mercado de la harina de pescado, y el año pasado el sector se vio afectado por la disminución en la captura de anchoveta”, dijo.

Añadió que un caso similar ocurrió con los despachos no tradicionales. Su principal producto hidrobiológico, la pota, presentó una fuerte disminución en cuanto a capturas. Expreso que para ambos casos es importante analizar los volúmenes ya que los precios son prácticamente fijados internacionalmente”, concluyó.








http://www.trujilloprensa.com/


Con la tecnología de Blogger.