.

.

PASAJE LOS HÉROES RENACE ENTRE EL BARRO Y ESCOMBROS

Uno de los lugares más afectados por los huaicos que bajaron por la quebrada San Idelfonso, fue el pasaje Los Héroes, en Rio Seco. Allí dos cuadras quedaron llenas de barro y escombros, vehículos enterrados, casas destruidas y otras inhabitables, pero hoy luce mejor gracias a los trabajos del Gobierno Regional de La Libertad y los pobladores.

Este sector del distrito El Porvenir, fue visitado por la ministra de Desarrollo e Inclusión Social (Midis), Cayetana Aljovin y el gobernador regional Luis Valdez Farías, quienes escucharon a los damnificados que, en medio del pesar por los aciagos sucesos ocasionados por el fenómeno de El Niño costero, agradecieron a las autoridades por su apoyo.

“La calle se ha recuperado en aproximadamente el 70%. Se ha erradicado gran parte del barro y escombros acumulados en la vía pública, que fue nuestro principal objetivo: recobrar la viabilidad”, dijo la autoridad regional.

En este lugar, maquinaria pesada y personal del gobierno regional viene trabajando desde hace 5 días, sacando todo el material contaminante que dejaron los huaicos y se estima que los volquetes han hecho unos 2 mil viajes para evacuar poco más de 21,500 m3 de escombros y lodo.

“No saldremos de aquí hasta que la calle quede limpia. Ese es nuestro compromiso con ustedes y lo vamos a cumplir”, puntualizó Valdez Farías durante la visita de inspección.

Los moradores agradecieron a las autoridades por la ayuda que vienen recibiendo, tanto en maquinaria pesada y personal, como en alimentos, pero también les pidieron palas y carretillas para sacar con mayor facilidad el barro que ingreso a su viviendas, porque allí no podrá entrar la maquinaria pesada.

La ministra Aljovin se comprometió a retornar nuevamente en horas de la noche de ayer llevando algunas donaciones, especialmente botas para niños.

EN MAMPUESTO
Ambas autoridades estuvieron previamente en Mampuesto, donde inspeccionaron el avance de los trabajos que se realizan para la recuperación del tránsito. Después de recorrer la calle Francisco de Paula, que también quedó inundada por toneladas de barro y escombros, visitaron las carpas instaladas a lo largo de la prolongación Miraflores para recibir a los damnificados.

Allí verificaron el funcionamiento de la olla común y la ministra Aljovin se comprometió con las madres de familia a entregar por la noche un ciento de botas para los niños y así evitar el contacto con el agua contaminada que quedó en el lugar.









http://www.trujilloprensa.com/


Con la tecnología de Blogger.