.

.

SOLO 3 DE CADA 10 JÓVENES ACCEDE A EDUCACIÓN SUPERIOR EN EL PERÚ

Solo 3 de cada 10 jóvenes de 15 años a más accede a la educación superior en el Perú, es decir, un 16 % de la población del país, de acuerdo a la Estadística de la Calidad Educativa (ESCALE) del Ministerio de Educación.

Según estas cifras, los jóvenes con menor probabilidad de acceder a la educación superior se encuentran en el sector de extrema pobreza, provienen de escuelas públicas, áreas rurales o sus padres no lograron culminar estudios primarios o secundarios.

“Intervienen muchos factores en el proceso de acceso a la educación superior. En muchos casos hay desconocimiento de la oferta educativa pública y todavía persisten barreras de diversa índole en el ámbito en la oferta educativa privada”, señaló Emma Barrios Ipenza, directora de proyectos educativos e innovación de la Universidad Continental.

La lengua materna es un factor determinante, ya que un 30% de quienes logran acceder a estudios superiores tienen como lengua materna el castellano y un 21 % lengua indígena. Una brecha considerable de 9%, refirió la especialista.

“La promoción de mayores condiciones de inclusión y accesibilidad en la educación superior, debe tener como un aliado fundamental a las nuevas tecnologías de información y comunicación. Se cree que solo la educación presencial es la única forma de acceder a educación de calidad y actualmente con la tecnología se ha propiciado una comunidad de aprendizaje sin límites, muy interactiva y que van generando conocimiento permanente”, afirmó Barrios Ipenza.

En ese sentido, también hay brechas en la parte digital. Según la experta, un 49% de la población urbana que usa internet, frente a un 11% en la zona rural, la brecha es abismal, sostuvo.

En su condición de derecho fundamental, la educación debe ser abordada desde una perspectiva integral. No podemos tener una educación accesible sin acceso a tecnología. Nuestros jóvenes no podrían tener un buen aprendizaje si no tienen una buena alimentación o condiciones adecuadas para estudiar. Está comprobado que la educación es la principal herramienta para romper la cadena de pobreza, pero se necesita seguir trabajando en políticas más integrales y articuladas con la tecnología como aliada, concluyó Emma Barrios.








http://www.trujilloprensa.com/


Con la tecnología de Blogger.