.

.

LUIS CARLOS SANTA MARÍA: “MUNICIPIO DEBE EVALUAR EL RETIRO DE GIBAS ANTITÉCNICAS”

La proliferación en Trujillo de reductores de velocidad, conocidos comúnmente como rompemuelles o gibas se han convertido en el dolor de cabeza de los transportistas y particulares, pues muchas de estas estructuras no cumplen con el diseño reglamentario y no están señalizados correctamente (pintados). Ante ello, el aspirante a la alcaldía de Trujillo, Luis Carlos Santa María, exhortó a la municipalidad provincial a contar con una ficha técnica descriptiva, para identificar aquellos que fueron construidos por terceros y determinar si cumplen con las especificaciones técnicas.

Santa María advirtió que durante la exgestión edil de César Acuña, como medida al cambio del sentido de tránsito en algunas vías, se dispuso la construcción de reductores de velocidad en innumerables calles y avenidas, sin embargo, a inicios de la gestión de Elidio Espinoza se dispuso que el sentido del tránsito vuelva a la normalidad; pero esta medida debió ser acompañada de una evaluación de estas construcciones a fin de determinar cuáles debían ser retiradas y señalizadas para evitar los cuellos de botellas, accidentes de tránsito y averías en los vehículos de cientos de ciudadanos.

Además, señaló que es responsabilidad del municipio de Trujillo realizar una evaluación de los reductores de velocidad, pues muchos vecinos en su afán de evitar accidentes de tránsito en sus urbanizaciones han construido estos sin permiso municipal y sin cumplir las especificaciones técnicas. “Luego que el sentido del tránsito volvió a su normalidad no tiene ningún sentido que estas gibas permanezcan. El municipio debe evaluar el retiro de gibas antitécnicas, pues además de dañar los vehículos, podrían desencadenar accidentes de tránsito”, señaló.

De esta manera, el ex regidor de Trujillo, recordó que durante el periodo que él integró el Concejo Municipal, los regidores solicitaron a la Gerencia de Transportes y a TMT establecer las especificaciones técnicas para la construcción de estos reductores de velocidad. Tal es así que en el 2014, en base a la norma legal 01-2007 del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) se establecieron las características que estas debían tener.

Finalmente, también exhortó al municipio a efectuar el trabajo de retiro de tranqueras no solo en la urbanización Primavera como hasta ahora, sino al mismo tiempo en los diferentes territorios vecinales, pues su instalación en la mayoría de casos no cumple con los requisitos establecidos en la Ordenanza municipal que regula su instalación.








http://www.trujilloprensa.com/


Con la tecnología de Blogger.