.

.

UTILIDADES DE CAJA TRUJILLO CAEN EN 68%

Al 31 de marzo 2017 cuenta con 10 gerentes; 1,768 trabajadores y 76 oficinas. Situación es preocupante.

La gestión del alcalde Elidio Espinoza no deja de mostrar situaciones difíciles y ahora le tocó el turno a la Caja Trujillo, donde las utilidades se han visto reducidas comparando la información de periodos similares.

Las utilidades al cierre de marzo 2017 fueron de S/. 2’514,000; mientras que en marzo 2016 fueron S/. 7’895,000, observándose  una reducción de S/. 5’381,000 el cual representa un 68.13%, y comparado con el periodo 2015, la situación es mucho más alarmante, ya que las utilidades fueron de S/ 9’660,000, representando una reducción del 74%.

Según el análisis detallado se observa claramente que los ingresos financieros en marzo 2017 fueron S/. 76’017,000, y en marzo 2016 ascendieron a S/. 78’448,000, significando un retroceso del 3%.

En lo concerniente a los gastos financieros en el mismo periodo fueron S/. 18’558,000 y en el 2016 S/. 16’695,000, representando un aumento porcentual de 11.16%.

El margen operacional neto en marzo 2017 comparado con marzo 2016, se ha reducido de S/. 12’117,000 a S/. 8’025,000, obteniéndose una disminución del 33.77%, lo cual es para preocuparse.

El gasto de personal se ha incrementado de S/. 23’049,000 en marzo 2016 a S/. 25’371,000 en marzo 2017, representando un 10.07% de incremento.

Las dietas al directorio a pesar de una preocupante gestión han sufrido un incremento muy significativo ya que en marzo 2016 fueron S/. 93,000 contra los S/. 165,000 de marzo 2017, representando un aumento del 77.09%.

Con estas y otras cifras analizadas la Caja Trujillo, según Equilibrium Clasificadora de Riesgo continúa en la categoría B-calificación en el sistema financiero que es de cuidado, ya que continúa en la categoría B-, gracias a la gestión acuñista que lo encontró en B+.

Se observa en el Directorio una supuesta despreocupación por implementar de manera inmediata, políticas para superar esta situación, no ha sido capaz de plantear productos y servicios nuevos y contrarrestar la competencia.

La situación amerita seguir recomendando al Directorio un cambio urgente en la política de captar y capacitar a los funcionarios de alto nivel de esta Institución, y exigirles dar su máximo esfuerzo para mejorar y cambiar la cara a esta situación adversa.

Ante esta situación se deben sumar esfuerzos y recuperar el prestigio que alguna vez tuvo la Caja y cumplir con su objetivo de apoyar al microempresario, caso contrario estaría camino a la calificación de C+, como otras cajas municipales, y lo que es peor, hacemos votos porque no se le vaya ocurrir a Elidio Espinoza y sus allegados tercerizar o concesionar la Caja, o algún otro planteamiento como lo hizo Cesar Acuña, que pretendía contar con el apoyo de un socio estratégico.

Por Raúl Rodríguez Marcelo








http://www.trujilloprensa.com/


Con la tecnología de Blogger.