.

.

“CARADURA”

Termino mencionado en el Congreso de la República

La expresión frontal y directa del congresista Yonhy Lescano contra su homologo Jorge del Castillo, tildándolo de Caradura, por las mentiras respecto a la defensa de nuestros niños y el apoyo del ingreso de la leche en polvo en el famoso Decreto Legislativo 1035.

Pero este término no es exclusividad del congreso, sino que también en nuestra región no pueden pasar piola las autoridades regionales y provinciales. Veamos algunos casos donde amerita llamarlos también CARADURA, por las diversas mentiras:

Cero en prevención a nivel de gobernación regional, provincial y distrital. Caraduras.
No tenemos un relleno sanitario. Caradura.
Vacacionan en momentos críticos, de emergencia. Caradura.
Asesoran sin cobrar. Caradura.
Exceso de gasto en publicidad de obras irrelevantes. Caradura.

Los taxistas son tratados como esclavos, más de 12 horas de trabajo, no están en planilla, ni gozan de beneficios sociales, y todo gracias a la ordenanza promulgada por Acuña. Caradura.
En la región tenemos las peores carreteras. Caradura.

Actualmente Trujillo tiene las peores pistas, parecemos que habitamos en un caserío. Caradura.
La corrupción en el sector público se ha institucionalizado de manera alarmante. Caradura.
En la región tenemos los distritos catalogados de extrema pobreza, teniendo tantos recursos naturales. Caradura.

Los familiares de los dizque líderes políticos han copado las instituciones como es el caso de CHAVIMOCIHIC y encima con trabajadores fantasma. Caraduras.

Sobrevaloración del precio de los bienes y servicios. Caradura.
Se ha incrementado la burocracia. Caradura.
Hay universidades que avalan con fianzas a empresas de sus “trabajadores”. Caradura.
Muchas actuales autoridades crean empresas con sus respectivos testaferros para participar de licitaciones. Caradura.

Un alcalde se mandó con todo y expreso que sacaría a las amantes de la municipalidad. Caradura.

Han aparecido los gerentes amorosos. Caradura.
Hay asesores y asesoras que pesan más que los mismos titulares del pliego. Caradura.
Las autoridades no saben priorizar la ejecución de obras. Caradura.
Autoridades y funcionarios se han acostumbrado a tercerizar y concesionar bienes e Instituciones, donde las miles de razones solo lo saben ellos. Caradura.

La Municipalidad Provincial de Trujillo colabora con subvenciones ridículas a los bomberos voluntarios. Caradura.
Los gerentes sacados de sus cargos, terminan laborando en otra Institución como premio al pésimo trabajo. Caradura.

Hay alcaldes amorosos y dentro de la Institución. Caradura.
Por esto y muchas cosas más muchas autoridades regionales, provinciales y distritales, se han ganado el calificativo de CARADURA.

La población tiene la palabra, todo esto tiene que cambiar.

Por Raúl Rodríguez Marcelo.








http://www.trujilloprensa.com/


Con la tecnología de Blogger.