.

.

INSPECCIONAN CUESTIONADAS OBRAS EDILES EN PAIJÁN Y CHICAMA

La totalidad de obras ediles se direccionan a solucionar la problemática grave de los pueblos, pero cuando son mal hechas, o con evidentes irregularidades, no se solucionan los problemas de los ciudadanos y además dejan un perjuicio económico grande para los municipios, por eso la labor de la contraloría es importantísima, allá donde los pueblos más alejados subsisten, algunas veces sufriendo la ineficiencia de algunas gestiones. Este es el caso emblemático de dos obras ediles en el valle Chicama que vienen siendo objeto de procedimientos de control por la Contraloría Regional Norte, pues presentan serias irregularidades.

SANEAMIENTO EN PAIJÁN
La obra se llama “Sistema de agua potable y alcantarillado del Centro Poblado Macabí Bajo - Paiján - Ascope - La Libertad”, su ejecución abarca tres períodos de gobierno local: alcalde Segundo Valqui Castrejón durante los períodos 2007-2010 y 2015- 2018 y alcalde César Cáceres Sánchez durante el período 2011-2014.

Con fecha 16.05.07 se registró la viabilidad del PIP con código SNIP 29066 por el monto de inversión S/. 1 millón 997, 245. Posteriormente, a través de la Resolución de Alcaldía N° 346-2009-MDP, la Municipalidad aprobó el expediente técnico de la Obra por un valor referencial de S/ 2 millones 186, 983 bajo la modalidad de administración directa, cofinanciada por el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento, por un monto de S/. 1millón 997,245.

Es así, que el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento, a través del Programa Nacional de Saneamiento Urbano realizó las transferencias de los recursos para el financiamiento de ejecución y supervisión de la obra, por un importe ascendente a S/. 1 millón 997,245, dentro del marco del Convenio de Cooperación N° 168-2009-VIVIENDA/MVCS suscrito entre la municipalidad y el MVCS.

No obstante lo expuesto anteriormente, de la consulta efectuada al portal web del Ministerio de Economía y Finanzas - MEF (Consulta amigable), se pudo advertir que el producto/proyecto con código N° 2038578  tiene una inversión acumulada, entre los periodos 2007 y 2015, de S/. 4 millones 268,079.

En ese contexto, la Contraloría Regional Trujillo recibió una denuncia ciudadana respecto a presuntas deficiencias técnicas en la ejecución de la Obra; señalándose además, que la misma se encuentra inconclusa y paralizada, lo cual repercute en la situación financiera de la obra y pone en riesgo la salud de la población de Macabí Bajo, debido a que los pobladores, al no contar con el servicio básico de desagüe, han colocado conexiones de tuberías hacia el canal de regadío que pasa por la parte posterior del Puesto de Salud Macabí Bajo, afectando los cultivos aledaños y ocasionando el incremento de enfermedades diarreicas, infecciones respiratorias y enfermedades dermatológicas, situación que genera una alerta sanitaria.

Todo esto ha sido corroborado hoy con la visita del Contralor Norte, Nelson Guevara Altamirano, a quien acompañaba el Congresista Octavio Salazar, y un equipo de Contraloría, que inspeccionaron la zona.

Se sabe que Contraloría Regional mediante el Oficio N° 101-2017-CG/CORETR requirió información técnica y financiera al titular de la Municipalidad, con el propósito de contar con mayores elementos de evaluación. El requerimiento de información fue atendido; y, del análisis efectuado a la información obtenida se han identificado indicios de irregularidad que permiten la organización de la documentación con el propósito de realizar un servicio de control posterior.

LA PLANTA SE LA LLEVÓ EL RÍO EN CHICAMA
En Chicama, otra obra también de saneamiento costó 8 millones 581, 746, parta ejecutarse en 240 días, el contrato se firmó en enero del 2015, se inició el 11 de febrero, pero ha tenido 5 ampliaciones aumentando 236 días más el plazo de ejecución, culminando el 31 de mayo del 2016, con 9 adicionales y 7 deductivos aprobados.

La obra incluía 8 caseríos, de los cuales se han culminado en 6: Pampas de Jaguey, Llamipe, La Botella, Salinar, La Mónica y Huabalito, faltando culminar las de los caseríos de Chicamita y Quemazón.

El problema en la culminación de las obras se relacionó con la disponibilidad de terrenos, aún así el monto liquidado hasta el momento es de 8 millones 465,466, pero  en Chicamita todavía está en ejecución y en Quemazón a la espera de financiamiento.

Lo peor es que la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) de Pampas de Jaguey fue reubicada y rediseñada durante la ejecución de obras cerca a la quebrada Quirripano, que se activó en marzo de este año arrasando el PTAR. A pesar que la Autoridad Local del Agua -  ALA advirtió a la municipalidad sobre el cauce donde se pretendía construir y sin embargo la MPT omitió esa advertencia, solo en esta planta se calcula pérdidas por 360 mil soles.








http://www.trujilloprensa.com/


Con la tecnología de Blogger.