.

.

SUSPENDEN VENTA DE PURA VIDA EN EL PERÚ

Siete años después de la primera denuncia que le interpuso la empresa Laive a Gloria ante Indecopi dicho Instituto se da cuenta de que Pura Vida no es leche.

Ya no se puede comercializar el producto “Pura Vida Nutrimax” del Grupo Gloria en todo el territorio peruano luego de que la Comisión de Protección al Consumidor N° 2 del Indecopi, en ejercicio de sus atribuciones, dispuso de oficio, mediante Resolución 902-2017/CC2, ordenar a Gloria S.A., como medida cautelar, la inmovilización y el cese de la comercialización inmediata.

Esta medida, dictada en el trámite del procedimiento N° 676-2017/CC2 (iniciado por la Asociación Peruana de Consumidores y Usuarios), fue adoptada luego de la evaluación que hizo en el marco de su competencia, basada en las declaraciones de ayer de la representante de Digesa durante la sesión de la Comisión de Defensa del Consumidor en el Congreso.

Y es que durante dicha sesión, los ánimos de los parlamentarios se exacerbaron por conocer la respuesta de Digesa si es que el tarro de Pura Vida era leche o no.

Es ante esa presión que la respuesta de María Eugenia Nieva, directora de la Dirección de Certificaciones y Autorizaciones de Digesa, fue enfática: “Pura Vida no es leche, sino un producto lácteo. Nos sentimos obligados a tener que corregir, nos sentimos indignados y sabemos que no es leche y estamos de parte de los consumidores”, dijo.

Nieva reconoció que hubo un error al determinar que el producto Pura Vida era leche evaporada cuando se trataba de un producto lácteo.

Pero ¿a qué se debe dicho error? Explicó que en el 2014 se aprobó el registro sanitario que definía a Pura Vida como alimento lácteo evaporado.

Pero Digesa efectuó en el 2015 modificaciones a los registros sanitarios y varió la denominación de Pura Vida como “leche evaporada parcialmente descremada con leche de soya, maltodextrina, grasa vegetal, minerales (hierro y zinc) y enriquecida con vitaminas A y D”.

“Le queda grande”
Luego de la respuesta de la funcionaria de Digesa, los congresistas exigieron con ahínco la presencia del presidente del Indecopi ya que a dicha sesión solo había asistido una representante.

Es así que ante tanta insistencia obligaron la presencia de Ivo Gagliuffi, quien llegó dos horas y media después de iniciada dicha sesión.

Ni bien llegó Gagliuffi, el congresista Yonhy Lescano le increpó porque no se contó a tiempo con su presencia, y le enrostró que “el puesto le queda grande”.

Gagliuffi respondió que por motivos de salud tuvo que enviar a una representante a la sesión y durante su participación dejó en claro que “el Indecopi, como ente técnico, debería tomar esta oportunidad (por la situación) para no solo concentrarse en un producto, sino abarcar a otros, no únicamente lácteos, también a los demás alimentos prioritarios, para de una vez tomar medidas”.

Otra exigencia de los congresistas que participaron en el debate fue el retiro inmediato del tarro de Pura Vida en los centros de venta.

Tras dichas exigencias, Gagliuffi dijo: “en esa línea, mal podría ordenar el retiro de todos los alimentos porque la ley no me otorga esa facultad, ya que soy presidente del consejo directivo de un área administrativa. Mal podría incluso sugerirles a los órganos funcionales que lo hagan, porque ello resultaría una injerencia y eso sí sería ilegal de mi parte”.

La respuesta generó la molestia de los legisladores, quienes, como Roberto Vieira, exigieron que Gagliuffi renuncie a su cargo ya que Indecopi no defiende a los consumidores.

Saby Mauricio, decana nacional del Colegio de Nutricionistas del Perú, manifestó que el problema con Pura Vida no solo se trata de una etiqueta sino que es necesario defender la salud de los peruanos.

“La madre quiere conocer qué es lo que le da a su hijo porque siempre se busca lo mejor para ellos. Creemos en el libre mercado pero pedimos que se nos informe bien al respecto”, manifestó.

Afirmó que Pura Vida no es leche. Es solo bebida láctea  porque la denominación de la leche es lo que sale de la vaca.

“En el caso de Pura Vida tiene dentro de sus componentes leche más otros agregados, por lo que ya la proteína animal disminuyó y eso ha sido reemplazado con una proteína vegetal y lo que trae como consecuencia es disminuir el valor nutricional de la leche. Por lo que no ayuda en el crecimiento”, dijo.

Es cancerígena
Javier Valera, fundador de la Asociación de Ganaderos Lecheros del Perú (Agalep), denunció que la industria láctea usa la carragenina, o SIN 407, para poder hacer la mezcla entre leche polvo y leche fresca.

“Según diversos estudios hechos en animales, este peligroso insumo químico causa cáncer, ralentización del crecimiento, debilitación del sistema inmunológico, sangrado, entre otros efectos adversos a la salud humana”, refirió.

Tras casi cinco horas de debate, cerca de la una de la tarde, se suspendió la sesión de dicha Comisión que concluyó que se citaría a la ministra de Salud para que ahonde sobre este asunto.

Ya por la tarde, tras la sesión del Consejo de Ministros, el premier Fernando Zavala  afirmó que el gobierno será enérgico en este caso.

“Hemos instruido al Ministerio de Salud, en específico a Digesa e Indecopi, a que resuelva este caso con celeridad y se establezcan las sanciones, si es que amerita. Entendemos que habría una publicidad engañosa y se deben tomar las medidas urgentes”, dijo.

Reacciones tras medida
Luego que Indecopi optó por inmovilizar y cancelar la venta de los productos Pura Vida, el Ministerio de Salud informó que dispuso la conformación de una Comisión Ad Hoc que se encargue de efectuar una revisión de los procedimientos relacionados con el otorgamiento y modificación de los registros sanitarios vinculados a los productos tipo leche, productos lácteos, entre otros productos lecheros, en el marco de las normas contenidas en el Codex Alimentarius y demás disposiciones del ordenamiento jurídico nacional.

Hay que dejar en claro que en el 2010 la empresa Laive denunció a Gloria ante el Indecopi por publicidad engañosa. La entidad la declaró infundada. En esa época el vicepresidente de la Comisión de Fiscalización de la Competencia Desleal era Luis Concha Sequeiros y como miembros  figuraban Ramón Bueno-Tizón y Alfredo Castillo.

Laive advertía que la presentación de la lata de su competidor aludía al producto como leche, “cuando en realidad se trataría de un producto lácteo modificado al que se le habría variado la composición físico-química, conforme a información del rotulado del producto”.

En el 2012, Agalep le alcanzó un informe técnico al Indecopi sobre información engañosa tanto de la composición nutricional como del rotulado de la leche en el mercado lácteo peruano. Señalaban que se estaba comercializando el producto “leche modificada”. Pero no obtuvieron respuesta alguna de Indecopi.








http://www.trujilloprensa.com/


Con la tecnología de Blogger.