.

.

DAMNIFICADOS DEL NIÑO COSTERO SEGUIRÁN SIENDO ATENDIDOS PESE A FIN DE LA EMERGENCIA

Este 10 de julio termina vigencia del D.U. N° 047-2017

Aunque este 10 de julio termina la vigencia de la declaratoria de emergencia por el Niño Costero, en la que se incluyó a La Libertad, y se corría el riesgo que los damnificados queden sin ser atendidos con alimentos y ayuda humanitaria, Luis Valdez Farías descartó esa posibilidad, adelantando que este martes ese será uno de los temas que aborde con la ministra del Midis, Cayetana Aljovín, con quien se reunirá en la Casa de Gobierno.

Junto a representantes del Ministerio de Vivienda y del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis), el gobernador regional de La Libertad hizo ayer viernes una visita inopinada a módulos de vivienda prefabricados instalados en el sector Buenos Aires Norte, en el distrito de Víctor Larco, para verificar las condiciones de habitabilidad y seguridad.

Preocupado por la situación que afrontan las familias damnificadas ubicadas en los albergues, previamente se había reunido en su despacho con el defensor del Pueblo en La Libertad, José Luis Agüero Lovatón, y los representantes de los ministerios antes citados, Indeci, Salud y Reniec y otros integrantes de la Mesa de Coordinación de Albergues para analizar la situación y coordinar la reubicación de damnificados con la llegada en los próximo días de 3,800 módulos de vivienda más que se sumarán a los 140 que hay en La Libertad, y la repartición de kids de reparación para afectados por El Niño Costero.

Al término de la reunión la comitiva ofreció una conferencia de prensa para dar a conocer las conclusiones y resultados del trabajo realizado en los últimos días precisando que después de la emergencia hubo en La Libertad un total de 71 albergues y actualmente hay instalados 14 con 1,351 personas en Chao, La Esperanza, El Porvenir, Laredo, Florencia de Mora y Huanchaco; 180 módulos instalados, de los que están ocupado 140 y los otros 40 instalados atrás del COER que serán ocupados pronto.

Precisaron que a partir del 10 de julio se pasará a la siguiente etapa, que es de reubicación, por lo que se cruzó información para definir quiénes serán los que ocupen los módulos temporales que están por llegar.

Los albergues con carpas de uso temporal dejarán de funcionar a partir de la fecha citada, considerando que se ha detectado un gran porcentaje de personas que no son damnificadas, no los habitan y solo esperan la llegada de la ayuda humanitaria u obtener algún beneficio.

Además, se indicó que los nuevos módulos también serán instalados en sitios propios de familias que perdieron su vivienda y están en zonas de bajo riesgo.    








http://www.trujilloprensa.com/


Con la tecnología de Blogger.