.

.

FALSOS TAXISTAS ASALTAN A DIARIO A PASAJEROS

Cuando no hay decisión política y un trabajo planificado por parte de una autoridad municipal en mejorar la ciudad o evitar que falsos taxistas asalten a diario a los pasajeros, es por falta de control de las municipalidades del país.

En las grandes ciudades como Lima, Trujillo, Arequipa, Piura, etc., las  municipalidades deben trabajar para poner orden y tener mejor control en dar permiso a los taxistas, y que muchos de ellos se acoplan los falsos taxistas, para cometer sus fechorías y asaltar a los pasajeros.

En el Perú se observa mucha informalidad a comparación con países desarrollados como Estados Unidos, Japón, España, Chile, en donde existe uniformidad de color de taxis, no como en el país y en las diferentes ciudades importantes del Perú existen un sinnúmero de colores de taxis.

Cuando no hay orden, se genera el desorden y aprovechan los delincuentes para asaltar a los pasajeros. Para erradicar la informalidad, se debe trabajar con más decisión política y que las normas se deben cumplir y respetar y así tener un mejor control y seguridad los ciudadanos que quieren un mejor trabajo de sus autoridades.

En la ciudad de Trujillo, por ejemplo existen un sin número de empresas de taxis y de múltiples colores, el cual genera a diario que circulen falsos taxistas por las calles y avenidas de la provincia, quienes usan de fachada el servicio de taxi para asaltar a sus clientes.

Un empresario de transporte denunció que el modo de operar de estos delincuentes es  utilizar farolas de empresas reconocidas, para cometer sus fechorías, el cual invoco a los pasajeros de tener mucho cuidado al tomar un taxi. Abordar un taxi hay que tener suerte en Trujillo por falta de control.

Los falsos taxistas normalmente se ubican a las afueras del terrapuerto y agencias de transportes de la ciudad de Trujillo. Son difíciles de identificar porque en su mayoría son informales y la Municipalidad y la Policía Nacional no trabajan para evitar los asaltos. Sin embargo en la mayoría de casos las víctimas no denuncian por temor a represalias.

Es hora que las autoridades municipales trabajen mejor y tengan mejores ideas para evitar que falsos taxistas sigan haciendo de las suyas y asaltando a los pasajeros. La seguridad ciudadana está en manos de los alcaldes. Mientras tanto los trujillanos siguen esperando el funcionamiento de las cámaras de seguridad y sean puestas en los paraderos, agencias de transportes y terrapuertos. Mayor control a los taxistas.

Por: Jorge Apolitano Rodríguez








http://www.trujilloprensa.com/


Con la tecnología de Blogger.