.

.

LIDERAZGO EN NIÑOS CINCO CONSEJOS PARA CRIAR UN LÍDER

Muchas veces deseamos que nuestros hijos logren sus sueños, sean felices, se sientan capaces y seguros; pero nos hemos preguntado: ¿qué estamos haciendo para que lo logren? Esta pregunta es básica porque somos los padres quienes les enseñamos la manera de cómo hacerlo.

Aprender a definir metas, a planificar los pasos (estrategias) y trabajar en dicho plan para ir alcanzando esos pequeños logros que nos llevarán a la meta final, les ayudará a nuestros hijos a tener mejores resultados en todo lo que se propongan (calificaciones, deporte, amistades, adquisición de cosas, trabajos, etc.).

Esto les permitirá percibir que son capaces de hacer todo lo que deseen, y eso es muy valioso para un ser humano en formación. Si logras que lo haga, podrás tener a una persona con mayor autonomía, seguridad y poder de decisión.

Ana Aldazábal, Psicóloga y especialista de Ediciones Corefo nos brinda 5 consejos para enseñar a los niños a alcanzar sus metas:

1. Empezar desde que son pequeños: Los niños desde temprana edad pueden aprender a construir la noción del concepto META, para ello, es necesario que incluyamos este término en pequeñas tareas como: “esta tarde nuestra meta será tener ordenados nuestros juguetes”, seguido se le debe dar los pasos a cumplir para lograr el objetivo (primero debemos tener una ubicación para nuestros juguetes, luego seleccionar los espacios de juego, después recoger los juguetes y llevarlos a su lugar).

2. Ayudarlo a decidir lo que quiere lograr: No esperemos que los chicos tengan metas muy elaboradas, deben saber que para ellos sus metas pueden ir desde tener un juguete nuevo hasta ingresar a la universidad. Evite rechazar metas por considerarlas de poca importancia, frívolas o sin sentido. Si su hijo(a) decide que su meta será tener un perro, entonces anímelo a construir un Plan para que lo consiga. En ese Plan podrá incluir pequeñas metas como: ahorrar, ayudar en casa para tener propinas, mejorar las calificaciones para que mis padres colaboren económicamente con la compra del perro, etc.

3. Elaboración del Plan: Hacer un plan no es difícil porque nosotros siempre lo estamos haciendo, tanto en casa como en el trabajo. Es necesario que ese Plan esté escrito y tenga una Matriz de consistencia, esto quiere decir: Meta final, mini metas, indicadores de logro y cronograma.

4. Establecer la responsabilidad y el compromiso: La tarea no acaba cuando elaboras el Plan, sino cuando logras que tu hijo(a) se comprometa a cumplir con lo planificado. Para ello, es recomendable que elabores una gráfica donde se visualice la Meta y las pequeñas actividades que se debe cumplir. Este recordatorio, aunado a la motivación permanente, contribuye a mantener el compromiso hasta el final.

5. Revisión o monitoreo del plan: Los planes no solo se logran porque se plasmaron en el papel o porque cumpliste con todos los pasos. La revisión de los mismos te permite saber si estás yendo por buen camino o algo se te está escapando. Ayúdalo a evaluar todos los días su desempeño y el logro de las pequeñas metas; si no lo está haciendo con eficacia, recordarle lo que debe hacer, y si es necesario cambiar de estrategias.








http://www.trujilloprensa.com/


Con la tecnología de Blogger.