.

.

PIDEN ALTERNANCIA DE GÉNERO PARA MEJORAR PARTICIPACIÓN POLÍTICA DE LA MUJER

Con miras a las elecciones regionales y municipales de 2018

Con miras a las elecciones regionales y municipales de octubre del próximo año, el Congreso  de la República debe debatir y aprobar la alternancia de género como parte de la reforma electoral pendiente para contribuir a superar la inequidad que todavía persiste en la participación política de la mujer.

Tal fue el consenso al que se arribó durante la conferencia “Participación política de la mujer en el Perú”, que organizó la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) con intervención de representantes de los ministerios de Cultura y de la Mujer y Poblaciones Vulnerables.

La alternancia de género es un mecanismo para que en toda lista presentada a votación popular se ubique a una mujer y un varón, o un varón y una mujer, alternadamente desde el primer puesto de la lista.

Durante su participación en la conferencia, el viceministro de Interculturalidad del Ministerio de Cultura, Alfredo Martín Luna Briceño, manifestó que referirse a la mujer es hablar probablemente del tema más importante aún sin resolver pues hablamos de feminicidio, violencia, discriminación, falta de oportunidades e invisibilidad.

Advirtió que en el Congreso de la República, el porcentaje de mujeres electas fue solo del 21.7% en el año 2000 hasta el 26.15% en el 2016, mientras que en el caso de las Elecciones Regional y Municipales del 2014 fueron electos 16 indígenas por efectos de la cuota, de los cuales solo seis fueron mujeres. Por esta razón, dijo que resulta necesario fortalecer los espacios de formación política para las mujeres: organizaciones sociales, indígenas y afroperuanas, aspecto en el cual, advirtió, los partidos políticos tienen un rol fundamental.

A su vez, la directora General de Igualdad de Género y No Discriminación del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, Margarita María Díaz Picasso, sostuvo que un problema central de las democracias modernas son las inequidades de género en la participación política, a pesar de la igualdad formal de las personas ante la ley. En este sentido, dijo que es necesario el empoderamiento de la mujer para lograr mayor participación política y luchar contra la desigualdad de género y la violencia.

Precisó que este empoderamiento supone cumplir con  tres pilares para la igualdad de género y de una ciudadanía  paritaria: autonomía económica (capacidad de generar ingresos propios), autonomía física (capacidad de tener el control sobre su cuerpo) y autonomía en la toma de decisiones (elegirse a sí misma, ser elegida por su agrupación o partido político y ser elegida por los electores y electoras de la circunscripción correspondiente.

Refirió que la ley de cuotas ha contribuido a incrementar la participación política de las mujeres en el Congreso, pero resulta insuficiente. Por esta razón, dijo que una forma de superar las limitaciones de la cuota es avanzar hacia la paridad. “No se trata únicamente de cubrir una cuota mayor de cargos políticos a favor de las mujeres, sino de reconocer y respetar, de manera efectiva y en un sentido amplio, la igualdad entre mujeres y hombres”, subrayó.

Por su parte, el Gerente General de la ONPE, Pedro Tesen Chávez, recordó que la mujer peruana comenzó a votar en las elecciones generales del 17 de junio 1956, cuando cerca de 500 mil mujeres acudieron por primera vez a las urnas para elegir al sucesor del presidente Manuel Odría.

Tras advertir que su participación ha ido en aumento, mencionó que en la reforma electoral aún está pendiente de debate y aprobación propuestas para fortalecer la participación política de la mujer. A la conferencia  asistió más de un centenar de ciudadanos, a los cuales se unió un auditorio virtual, constituido por más de 3 mil seguidores en Facebook, así como los seguidores por el canal de internet de la ONPE (ONPETV).








http://www.trujilloprensa.com/


Con la tecnología de Blogger.