.

.

RECOMENDACIONES PARA EVITAR INFECCIONES RESPIRATORIAS

La faringitis aguda comienza de forma rápida y puede durar varios días. Se debe a infecciones por micro organismos siendo los más frecuentes virus y bacterias. En la faringitis crónica, la infección permanece varias semanas, la pared de la faringe se ve de un color rojo-violáceo y normalmente se deben a factores ambientales como sequedad o humedad muy intensa o contaminación atmosférica, y con menor frecuencia a otras enfermedades como el reflujo gástrico.

Cuando se dice tengo dolor de garganta, faringitis y/o amigdalitis con frecuencia se usa para referirse a lo mismo, aunque no lo sean. Por ejemplo, la faringitis es una infección causada principalmente por un tipo bacteria como el estreptococo.

Cuando se tiene un cuadro de faringitis, las amígdalas suelen inflamarse, y la inflamación puede afectar los alrededores de la garganta. Otros causantes de dolor de garganta son también los virus, que al inflamarlas junto con las amígdalas causan dichas molestias.

Como señala Alonso Guzmán Calvo, otorrino de la clínica Camino Real Auna, en la mayoría de los casos los primeros síntomas de la faringitis son dolor de garganta y dolor al ingerir el alimento, acompañados de fiebre. El dolor puede irradiarse al oído y posteriormente llegar a laringe, tráquea y bronquios.

 Al examinar la faringe se observan las paredes muy enrojecidas; las amígdalas presentan un aumento de tamaño y en ocasiones pueden estar recubiertas por pus. Según la forma en la que comience a manifestarse la enfermedad se pueden distinguir dos tipos de faringitis: aguda y crónica.

¿Cómo prevenir la faringitis?
En primer lugar, deben evitarse los cambios de temperatura: como son, el frío y la humedad agravan el estado del paciente al exponerse a ellos. Uso de aire acondicionado muy elevado, apertura continúa de electrodomésticos de refrigeramiento y corrientes de aire.

Alonso Guzmán especialista en Otorrinolaringología de la clínica Camino Real Auna recomienda limitar el contacto con las personas que tengan infecciones respiratorias agudas, ya que con sus estornudos por las secreciones nos podemos contaminar y evitar compartir utensilios para comer.

Finalmente, el especialista recomienda no automedicarse y a cuidar a la consulta para recibir el tratamiento adecuado dependiendo de la infección.








http://www.trujilloprensa.com/


Con la tecnología de Blogger.