.

.

ORDENAN NUEVO OBISPO PARA EL PERÚ

El padre Reinaldo Nann, sacerdote que trabajó  por muchos años en la Arquidiócesis de Trujillo, recibió el Orden Episcopal de manos del Presidente de la Conferencia Episcopal Peruana y Arzobispo de Ayacucho, Mons. Salvador Piñeiro García Calderón, durante una solemne celebración Eucarística, en la Basílica Catedral de Trujillo.

Los Co-consagrantes fueron el nuevo Nuncio Apostólico, en el Perú, Mons. Nicola Girasoli, nuestro Arzobispo, Mons. Miguel Cabrejos Vidarte OFM., y  el Obispo  Castrense del Perú, Mons. Juan Carlos Vera Plasencia, mientras que los concelebrantes fueron sus hermanos en el episcopado y sacerdotes de nuestra Arquidiócesis, de Caravelí y de diversas jurisdicciones eclesiásticas del país.
Previamente al rito tradicional, monseñor Grzegorz Piotr Bielaszka, Consejero de la Nunciatura de la Santa Sede en el Perú, hizo lectura de la Bula Papal, en donde el Santo Padre Francisco, lo nombra a Mons. Reinaldo Nann, Obispo de Caravelí, y le encomienda su labor pastoral a la Virgen de las Mercedes.

Mediante la imposición de manos y la oración consecratoria, el titular de la Conferencia Episcopal Peruana, trasmitió a Mons. Reinaldo Nann, el Espíritu Santo que los primeros apóstoles recibieran del mismo Jesús, gesto que se repite en cada consagración hasta nuestros días.

Posteriormente, todos pastores de la Iglesia peruana impusieron las manos sobre el nuevo miembro del Colegio Episcopal; lo mismo hicieron los demás arzobispos y obispos asistentes.

En este ritual los participantes fueron testigos de la entrega de las "insignias" distintivas de su autoridad (la mitra, el anillo y el báculo pastoral).

“Gracias a Dios porque soy consciente que Él me ha elegido, no ha sido mi elección, sino la de Él, y quiero corresponderle. Doy gracias a la Virgen María, siempre me he sentido su hijo, y creo que Ella me ha conducido también hasta este momento. Doy  gracias al Papa Francisco porque me eligió y me lo comunicó, a través de la Nunciatura Apostólica”, agradeció el nuevo prelado.

Mons. Reinaldo Nann, deseó también ser un obispo como Su Santidad, el Papa Francisco, “fielmente decidido, cercano y sencillo”. Finalmente, le dio un agradecimiento a monseñor Miguel Cabrejos por haberle permitido trabajar 15 años en esta Arquidiócesis, a Mons. Juan Carlos Vera, que lo acompañó desde que se hizo público su nombramiento, a la Diócesis de Alemania que lo envío al Perú, y a los hermanos  del movimiento de Schoenstatt, advocación mariana que sirvió por muchos años.

Cabe señalar que en esta solemne Eucaristía asistieron diversos grupos parroquiales y movimientos que conocieron y dieron testimonio de la labor pastoral del nuevo obispo para el Perú.








http://www.trujilloprensa.com/


Con la tecnología de Blogger.