.

.

PREOCUPA LA CALIDAD DE CARNE QUE CONSUME POBLACIÓN DE PAIJÁN

Hermes Fernández Nieto, regidor del concejo distrital de Paiján, mostró su preocupación por la calidad de la carne que consume la población de su distrito toda vez que hace ya varios meses se cerró el camal municipal por indicaciones del Servicio Nacional de Sanidad Agraria (SENASA), lo que obliga a los comerciantes de carne a llevar sus animales al camal de Chocope.

“Los funcionarios de la municipalidad de Paiján no nos da la seguridad que la carne que se vende en los mercados sea certificada. Se ha pedido en reiteradas sesiones de concejo se ha pedido que se tomen medidas para reabrir el camal con las condiciones necesarias, pero hasta el momento no vemos solución a la problemática”, dijo Hermes Fernández.
“Tenemos conocimiento que muchos comerciantes vienen beneficiando los animales en forma clandestina y en lugares que no brindan las condiciones de salubridad para luego comercializarla en los mercados. La función que realizan los inspectores municipales es supervisar las carnes dentro del mercado, mas no donde se sacrifican los animales ni el tipo de transporte que utilizan”, sentenció.








http://www.trujilloprensa.com/


Con la tecnología de Blogger.