.

.

CAFÉ CON EL DECANO DE PROFESORES

A la ventana de un tradicional café de Trujillo, nos sentamos a parlar por unas horas con el decano del Colegio de Profesores de La Libertad, Luis Ramírez Gálvez. Debo reconocer que este personaje es un apasionado de la historia de nuestro país, y por ser ex alumno del colegio militar “Ramón Castilla”, conoce como la palma de su mano, los heroicos y destacados logros de nuestro ex presidente militar, el mariscal Castilla.

En el pedestre agobio de la rutina diaria y a pocos días del fuerte golpe que dieron los maestros al Gobierno, nos detenemos un momento para analizar un tema fundamental en la educación nacional. Al hablar sobre el tema, nos embarga una gran preocupación: la identidad en el sector de Educación, se va perdiendo día a día.
Tal como lo escribo, lamentablemente, si nos frenamos un momento para ver los textos que otorga el Ministerio de Educación y los mismos dibujos animados que ven nuestros niños en la televisión, como la “Pucca”, “Peppa Pig”, “Pocoyó”, “Candy”, “Los Simpson”, entre otros, sin mencionar los realitys; analizamos que día a día, nos alejamos más de nuestra cultura.

Ante dicha preocupación, el educando Luis Ramírez, publicó hace unos años un interesante cuento denominado “Mocqui, la aventura de un niño Mochica”, cuya publicación narra las aventuras de un niño y sus amigos en la que busca rescatar valores en escolares del nivel primaria. La iconografía, que está basada en restos arqueológicos, arquitectura y personajes como el gran señor “Mochica” y diversos personajes de esta cultura, sin lugar a dudas, no tiene nada que envidiar a un cuento del extranjero. En lo particular, recomendaría que este tipo de publicaciones, con identidad nacional, sean incluidas en el currículo escolar.

Es lamentable, pues el decano del Colegio de Profesores, en esta región ya tiene lista una segunda publicación (“Mocqui y La Serpiente”) de un total de 10 cuentos que tratan de “Las Aventuras de Moqui”; sin embargo, sacar una publicación de cada una de estas ediciones, refiere que son demasiado costosas por lo que pausan en cierto modo la publicación. Y pues, todos el en país sabemos que no se invierte lo necesario en educación.

Refuerzo esta idea con las estadísticas que mostró el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) el mes pasado, en el cual reportó que el Perú se ubica en los últimos lugares de una lista de 20 países con apenas el 3.9% de su Producto Bruto Interno (PBI); lo que nos ubica por debajo de países como Bolivia (6.5%) y Brasil (6.1%).

Termina este café, pasado en sorbos de una realidad amarga, ante los cambios que parecen no prosperar en nuestro país. Se hace necesario, señor ministro de Educación, señor presidente de la República, señores parlamentarios, reflexionar sobre el futuro que les espera a las nuevas generaciones si es que no se adoptan políticas claras en la educación.

Por: Chardin Mijahuanca Pinzón








http://www.trujilloprensa.com/


Con la tecnología de Blogger.