.

.

EMPRESAS DE CAMIONETAS RURALES RETIRAN FIRMAS DEL CONTRATO DE ADHESIÓN AL RECAUDO

• Ante caída del proceso de recaudo, algunas iniciarían acciones legales contra GMD

Más de cinco empresas que firmaron el contrato de adhesión se retiraron del proceso de recaudo electrónico en los últimos días, debido a los serios cuestionamientos existentes al proceso y a las últimas noticias que afectan su estabilidad empresarial. Junto a otras empresas independientes formaron un nuevo gremio de camionetas rurales y piden ahora al alcalde Elidio Espinoza diálogo y la inmediata derogación de la ordenanza que no les permite renovar su flota.

En Trujillo hay 23 empresas de camionetas rurales, de las cuales 18 formaron hace algunos años el gremio Confederación Regional de Empresas y Transportistas de la Libertad (CORETRALIB), mientras que cinco se mantuvieron independientes:  Señor de la Misericordia S.A., Girasoles Service, Sol y Luna, Turismo Mochica S.A. y Corazón de Jesús.
La terquedad del dirigente Andrés Sánchez, Presidente de CORETRALIB, de apoyar y promover la iniciativa privada del recaudo electrónico con GMD motivó la decisión radical  de cinco empresas de salirse de ese gremio primero y ahora de retirarse y desconocer el contrato de adhesión firmado a propuesta de TMT.

Las 5 empresas que se han salido de CORETRALIB son El Aguila S.A., Caballito de Totora S.A., Mensajeros del Señor, Santa Rosa S.R.L., Expreso Poroto, y Bello Horizonte. Esta última, que tiene la ruta a Simbal, era la empresa a la que pertenecía Andrés Sánchez, pero él ha sido retirado de la empresa, no ostenta ningún cargo en ella y ya no la representa.

Estas cinco se han unido a las cinco independientes que existían y han conformado el nuevo gremio la nueva Central de Empresas de Transporte y Transportistas de Camionetas Rurales de La Libertad (CETCARLL). A ellas se unirán dos más de CORETRALIB que alistan su salida en estos días, con lo que ese gremio queda dividido y el nuevo gremio sería el mayoritario.

Entre las empresas que desconocen ahora el contrato de adhesión están Expreso Poroto, Santa Rosa, Girasoles Service y Sol y Luna. Con su salida, se incumple otra condición precedente de la concesión del recaudo que exigía más del 50% de unidades como mínimo, y si se sabe que sólo se había llegado al 47%, con la salida de estas empresas la iniciativa privada de GMD deberá ser declarado nula.

MODERNIDAD Y RENOVACIÓN
El presidente del nuevo gremio, Angel Basilio Esquivel, aseguró que se han unido contra el problema causado por el recaudo, pero que una vez anulado este proceso (este 15 de octubre se cumple el plazo de extensión para la firma del contrato con GMD), esperan que se solucione el tema de la ordenanza que no les permite renovar su flota.

“Hemos presentado a la actual administración una modificatoria de la ordenanza N° 021-2012 MPT, en el art. 40.2, que en su extremo nos elimina como modalidad de camionetas rurales, nos exigen la transformación a ómnibus,  pero no podemos ingresar nuestras unidades nuevas, queremos ofrecerles con la misma modalidad pues ahora existe una nueva generación de camionetas rurales, de techo alto tipo microbús, donde también el usuario puede ir parado como en los microbuses, son carros de mayor comodidad; y eso estamos pidiendo, que se anule ese artículo para poder adquirir unidades nuevas, casualmente Andrés Sánchez cuando fue regidor en vez de sacar la cara por nosotros nos cerró con esa ordenanza”, dijo.

“El público lo desconoce, pero desde el 2012 no podemos renovar nuestras unidades, y nos estamos quedando sin carros, perjudicando al usuario, porque la frecuencia entre las unidades se amplía, los usuarios se quejan, pero estamos prohibidos de comprar nuevas unidades, esto va contra la libertad de empresa y de trabajo, somos la única modalidad de transporte urbano a la que nos han cerrado el ingreso por reemplazo de unidades, mientras que hasta a a los colectivos y taxis les dejaron abierta la posibilidad de renovar, aquí ha habido una discriminación”, explicó.

El dirigente puso como ejemplo de lo absurdo de las normas el hecho que una empresa Nuevo Diamantes, conformada por un grupo de transportistas que se dividió de la empresa Diamantes hace años, nunca se le otorgó un permiso de operación, pero opera gracias a una medida cautelar, incluso gracias a que ha recibido las 20 unidades nuevas de la suspendida empresa Miramar, ahora ya tiene más de 65 unidades de camionetas rurales, a pesar de que no tiene permiso de operación. “Nosotros que tenemos los permisos nos persiguen y fiscalizan y a ellos que ni siquiera tienen permiso, pero usan unidades nuevas que a nosotros se nos prohíbe, es una competencia desleal con la venia de las autoridades, cada día son más fuertes”, dijo.

“Hoy escuché por la radio al Alcalde Elidio Espinoza pedirnos que reflexionemos y no nos salgamos del recaudo electrónico, pero él es el que debe reflexionar, él está yendo contra la población, promoviendo un aumento en los pasajes, pretendiendo dejar sin trabajo a mucha gente, somos un país de escasas oportunidades donde las empresas somos un baluarte en la promoción del trabajo, su labor es apoyarnos y no combatirnos”, le pidió al actual burgomaestre de Trujillo.

El dirigente aseguró que la opinión pública los critica por sus unidades viejas, pero no saben que la MPT no nos deja renovar, “aun así con las unidades viejitas y las pistas destrozadas no dejamos de transportar a los trujillanos en pleno desastre de los huaicos, hemos resistido, no nos menosprecien, mientras que el MTC nos recibe en Lima nuestro alcalde les remite información engañosa para dejarnos mal; no estamos en contra de la modernidad o la renovación pero bajo las normas legales, respetando el marco legal del MTC.

Finalmente, dijo que  el recaudo jamás lo iban a aceptar porque “primero es la infraestructura vial, los paraderos, la señalización, los corredores viales, pero no han implementado nada, solo les interesa el recaudo y beneficiar a una empresa con 20 años de concesión, ese recaudo lo íbamos a pagar el usuario y nosotros; era entregarle nuestros ingresos para que nos devuelva un monto fijado por ellos, y con qué garantía si la concesión de rutas estaba anunciada y era para cualquiera, por eso la adhesión al recaudo fue un negocio riesgoso y oscuro, nunca nos llamaron para hacernos conocer el sistema, solo a un grupito, no sabíamos cómo se iba a manejar, en qué momento llegaban las unidades nuevas, cuánto ganaba  el cobrador, el chofer, cómo era el tema tributario, todo era oscuridad, por eso se cayó y para bien de todos”.








http://www.trujilloprensa.com/


Con la tecnología de Blogger.