.

.

ESCUELA DE POLICÍA, UNA PROMESA CUMPLIDA

(Gobierno Regional y empresarios apostaron por la seguridad ciudadana)

La flamante sede de la Escuela Técnico Superior de la Policía Nacional del Perú, inaugurada el pasado viernes 20 en el sector Miramar, Alto Moche, a un costado de la carretera Panamericana, y construida en un terreno de once hectáreas, con una inversión superior a los 40 millones de soles, tiene vital importancia en la lucha contra la violencia social.

Por fin la obra se hizo realidad. La espera duró  varios años, desde que se gestó el proyecto y fuera encontrado trabado  por la nueva gestión, por engorrosos trámites que lo hicieron inviable, al ser observado extrañamente el expediente por los técnicos del entorno del entonces presidente regional, José Murgia Zannier.
César Acuña, al asumir la presidencia regional de La Libertad, en enero del 2015, la primera gran decisión política que adoptó fue hacer realidad la construcción de la sede de la Escuela Técnico Superior de la Policía Nacional. Esta era una urgente necesidad, ante el embate de la violencia delincuencial.

Para el efecto convocó de inmediato a los funcionarios de la Barrick, Backus, La Poderosa y Banco de Crédito del Perú, para retomar el proyecto que estaba trabado. Luego de la reunión, con diálogo franco y transparente, se llegó a la conclusión de que sí era posible retomar y adecuar técnica y económicamente el proyecto.

Las cuatro empresas, que se habían constituido en un consorcio, decidieron hacer la inversión mediante la modalidad de Obras por Impuestos (OxI). La obra era una necesidad urgente para formar a los futuros policías y de esta forma los liberteños, los trujillanos en particular, tengan mejor protección y mejores condiciones de seguridad pública.

Por eso el día de la inauguración fue de regocijo o júbilo. No era para menos. El Gobierno Regional de La Libertad, hizo entrega a la Policía Nacional y a la comunidad liberteña de esta importante y  moderna sede de formación policial, implementada con tecnología de punta. Albergará a 400 estudiantes  por cada  promoción, que una vez que egresen se sumarán a la lucha contra la delincuencia.

Luis Valdez Farías, gobernador regional de La Libertad, reconoció a César Acuña como el gran gestor para que la obra se haga realidad. “El proyecto estaba entrampado y él al llegar al Gobierno Regional decidió priorizarlo y por eso convocó de inmediato a las empresas inversionistas a una reunión para sacarla adelante”, expreso la autoridad.

César Acuña, que fue alcalde de Trujillo, es un convencido que sin seguridad ciudadana no hay crecimiento ni desarrollo, de ahí que en el 2007 creo la Policía de Seguridad Ciudadana con 600 efectivos, la implementó con 60 camionetas y 60 motocicletas,  gestionó 60 millones de soles para mejorar las comisarías, y con el BID hizo posible el Observatorio de Seguridad Ciudadana.

César Acuña, que fue padrino de la obra, en su mensaje expresó que de esta forma se hace realidad “un sueño, el sueño de todos los liberteños”. De esta forma renace en la población, sobre todo de las zonas vulnerables al delito, la esperanza de mejores condiciones para vivir en paz.

Richard Zubiate, director general de la Policía Nacional, no dudó en afirmar que ésta era una “obra maravillosa”, levantada sobre un arenal,  que solía cruzar cuando era jefe policial en el puerto Salaverry. Pues, en ella, los alumnos de la Escuela policial tendrán todas las condiciones para una excelente formación.

Por Manuel Rodríguez R.








http://www.trujilloprensa.com/


Con la tecnología de Blogger.