.

.

MÁS DE 160 MIL FAMILIAS TRABAJAN POR ERRADICACIÓN DE LA POBREZA

El Fondo de Cooperación para el Desarrollo Social, FONCODES, programa nacional del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social, MIDIS, es uno de las instituciones del Estado que contribuye a la erradicación de la pobreza, mediante el financiamiento de proyectos de desarrollo de capacidades productivas y emprendimientos en hogares rurales en pobreza y pobreza extrema.

Hoy, en el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza instaurado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), es oportuno informar que 160 mil 057 hogares usuarios del proyecto  Haku Wiñay (en la sierra) y Noa Jayatai (en la selva) implementan y usan tecnologías productivas de bajo costo para fortalecer sus sistemas de producción familiar, mejorando también las condiciones de sus viviendas haciéndolas más saludables con cocinas mejoradas a leña, módulos de agua segura y manejo de residuos sólidos.
Del mismo modo, estos hogares asentados en 1 mil 359 centros poblados de 21 departamentos de la sierra y de la selva, se capacitan en educación financiera y se organizan en grupos de interés, implementando y desarrollando negocios rurales inclusivos que les generan y diversifican sus ingresos para fortalecer la economía del hogar.

Esta intervención de FONCODES es una estrategia que promueve la inclusión económica y social y contribuye a erradicar y reducir la pobreza en el mundo rural.

La inversión del proyecto Haku Wiñay y Noa Jayatai entre octubre de 2012 a la fecha asciende a 657 millones 635 mil 338 soles.

Con este proyecto más de 41 mil familias rurales de la sierra cuentan con sistemas sencillos de riego por aspersión, 100 mil hogares cuentan con huertos familiares, 71 mil disponen de módulos de crianza de gallinas de postura y otras 60 mil tienen módulos de crianza de cuyes. Asimismo 77 mil familias conducen parcelas de pastos cultivados y pastos asociados, 82 mil vienen mejorando sus cultivos de granos y tubérculos. Del mismo modo, 100 mil familias rurales producen y utilizan abonos orgánicos (compost, bocashi, humus de lombrices, biol), 90 mil hacen uso de cocinas mejoradas certificadas, y 98 mil han mejorado sus prácticas saludables mediante el consumo de agua segura.

Otras 32 mil familias rurales desarrollan negocios rurales inclusivos de tipo agropecuario, artesanales, piscicultura y de servicios; para lo cual han recibido financiamiento de parte del proyecto mediante concursos públicos de planes de negocio.

LAS VOCES DE LA INCLUSIÓN
Los resultados positivos de esta intervención se pusieron en evidencia este martes en el Foro “Las voces del desarrollo y la inclusión social” en el marco de la VI Semana de la Inclusión Social que se desarrolla en el Centro de Convenciones de Lima. Allí, doña Dona Aróstegui Crisóstomo, dio testimonio de cómo sus ingresos familiares se incrementaron tras la capacitación y asistencia técnica de FONCODES a partir de la cual hoy conduce el negocio rural “Las reinas del sacha culantro” en la comunidad de Sortilegio, distrito de Herminio Valdizán, provincia de Leoncio Prado, en la ceja de selva de Huánuco, desde donde llegó para relatar su historia de éxito.

Junto a la señora Aróstegui , alrededor de 16 pequeños productores de la sierra y selva presentaron los resultados de sus planes de negocios: miel de abeja, polen, paltas, duraznos, fresas, néctares de frutas, quinua, café, granadilla, cacao, entre otros, todos productos naturales y procesados orgánica y ecológicamente.

Por su parte, el director ejecutivo de FONCODES, Federico Tong Hurtado, mostró a los asistentes emprendimientos como el de producción y comercialización de fresas orgánicas y de hongos comestibles que llevan adelante familias usuarias de Haku Wiñay en el distrito de Ccorca, en Cusco. Precisamente los hongos comestibles de Ccorca (una variedad de champiñones) es un extraordinario alimento para combatir la anemia, una de las prioridades de la gestión del MIDIS.








http://www.trujilloprensa.com/


Con la tecnología de Blogger.