.

.

CONGRESISTAS MÁS TIENEN Y MÁS QUIEREN EN ESTA NAVIDAD

Me cruzo a diario con niños trabajando en las calles, jóvenes haciendo malabares y acrobacias, ancianos pidiendo limosnas, mujeres cargando en un brazo su hijo y en el otro, su bolsa de caramelos con lo cual se ganan el pan del día. Se acerca la navidad y me surge la interrogante de cómo irán a pasar su navidad esta pobre gente, si tal vez aunque no tengan para el pavo, irán a tener en noche buena por lo menos un panetón con un chocolate caliente que les abrigue el hambre.

En la presente semana, una noticia en los diarios me causó indignación y vergüenza ajena. Resulta que otra vez nuestros congresistas, nos traen una nueva sorpresa, por si fuera poco ganar 15 mil soles de sueldo y una gratificación en navidad, también resulta que recibirán una tarjeta de crédito con 1500 soles, en reemplazo de su canasta de víveres.
¿Sabe usted amigo ciudadano, cuánto recibirán de aguinaldo en esta navidad algunos trabajadores del sector público, como son los del régimen de contratación CAS y 276?. Me permito informarles que apenas recibirán 300 miserables soles; dicho en otras palabras, aparte de su sueldo estos trabajadores no recibirán otro sueldo adicional como sí lo harán los señores congresistas. Nuestros servidores públicos, los que se rajan trabajando en la parte operativa del sector público, tendrán que conformarse con sus 300 soles. Indignante, ¿verdad?, cierto.

Sumados los 1500 soles que recibirán los 130 congresistas y los administrativos del Congreso de la República, son alrededor de 2 millones de soles los que se estarían llevando para su canasta de víveres y adquisición del tradicional pavo; dinero de nuestro tesoro público, que sale de mí, de usted y de todos los impuestos que pagamos los peruanos. ¿Quién fiscaliza esto?, es una gran pregunta que me hago; pues parece que nadie porque 130 personas que “nos representan” son quienes deciden este tipo de bufonadas.

Sin embargo, saludo a los pocos parlamentarios que ante dicha situación han decidido no cobrar los 1500. Pero me sacaría el sombrero por aquellos que fuesen capaces de donar su gratificación de 15 mil soles a gente en situación de pobreza extrema. Esta situación es una cachetada a la pobreza en nuestro país y una burla a los sueldos que reciben nuestros servidores públicos.

Finalmente, señores, como diría mi madre en cierta ocasión de mi niñez cuando no teníamos ni para comprar un panetón: “navidad, navidad, feliz navidad; unos comen pavo, otros ni pescado”.

Por: Chardin Mijahuanca Pinzón – Comunicador Social








http://www.trujilloprensa.com/


Con la tecnología de Blogger.