.

LA CORRUPCIÓN EN LOS PARTIDOS POLÍTICOS Y AUTORIDADES

El Perú, a lo largo de su historia, ha sufrido diferentes problemas como el terrorismo, la inseguridad, la corrupción, etc. Pero dentro de estos problemas vamos a plantear la corrupción, específicamente los delitos cometidos por funcionarios públicos y los partidos políticos, a raíz del caso Odebrecht.

Con el transcurso de los años, y a medida que la corrupción en nuestro país degeneraba a nuestros gobernantes, empezaron a relucir repercusiones en nuestro Estado, cada vez más y más desfavorables, de manera que la población se sentía cada vez más avergonzada.
Las consecuencias más relevantes se dieron a nivel político, en la credibilidad y legitimidad gubernamental, así como los grandes negociados bajo la mesa que hacen los gobernantes y funcionarios, como peculado, colusión y malversación.

En el siglo XXI, tenemos record de corrupción en Perú, dos ex Gobernantes presos, un prófugo y dos investigados. Ex candidatos investigados, ex alcaldes investigados y una decena de funcionarios y empresarios presos por el sonado caso Lava Jato de la empresa brasileña Odebrecht.

En lo político, los partidos políticos, se ha generado un ambiente muy inestable, prevaleciendo la ley del más fuerte, astuto y sagaz para aprovechar las oportunidades que se presentan. Una degeneración política es la aprobación de las leyes, programas y políticas, sin sustento o legitimidad popular, con la finalidad de aprovechar el momento por el que pasa el individuo, la supuesta credibilidad de la gente y “llenarse los bolsillos” mediante ello.
En lo económico, la corrupción ha generado el gasto de nuestros recursos, realzando a la elite. Pero, al mismo tiempo, convirtiéndose en uno de los peores países del continente y del mundo. Primero, debemos mencionar la consolidación de elites y burocracias políticas, y económicas, que llevo de la mano a una reducción de los ingresos fiscales e impidió que los escasos recursos públicos coadyuven el desarrollo y bienestar social.

Tenemos casos en que el funcionario otorga el contrato a un pariente para que surta de sillas que valen cien soles y las registra en doscientos, luego se dividen las ganancias y todos contentos y con las cuentas claras. Estos delitos de corrupción debe ser sancionado en forma ejemplar, porque el perjudicado es el estado y todos los peruanos porque el dinero no es bien invertido.

La lucha contra la corrupción no se trata de una lucha individual, sino más bien de una lucha corporativa por parte de toda la sociedad civil y de toda la gente. Para ello, existen iniciativas tales como la reafirmación de la educación y liderazgo, una reinvención democrática y establecimiento de leyes que prevengan y sanciones, estos actos de corrupción.

Nuestra educación ciudadana y formación de líderes tiene como fin enaltecer una serie de costumbres, aparentemente insignificantes, por decir así, como la honradez, altruismo, bondad, solidaridad, justicia, transparencia, etc.

El próximo año, se avecina las elecciones municipales y regionales, muchos partidos políticos y candidatos invertirán millones de soles en su campaña. El político Carlos Gaviria señala “Cuando un candidato invierte millones en su campaña, no es un candidato, es un empresario y como empresario cuando sea alcalde, sólo pensará en sacar lucro y provecho, y en lo que menos pensará, será en la gente”, reflexión amigos y amigas.

Por: Jorge Apolitano Rodríguez








http://www.trujilloprensa.com/


Con la tecnología de Blogger.