.

.

MUJERES EMPRENDEDORAS TIENEN SUS PROPIOS INGRESOS CON HAKU WIÑAY

Un grupo de mujeres de las zonas rurales del departamento de Cajamarca son protagonistas del cambio que se vienen produciendo en la forma de enfrentar la pobreza mediante el desarrollo de emprendimientos con el apoyo de instituciones del Estado, como Foncodes, programa nacional del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social - Midis. 

Delia Vásquez Vázquez (presidente), María Amelia Díaz Burga (vicepresidenta), María Juliana Ortiz Díaz (secretaria), y Marilú Soto Tafur (tesorera), del distrito y provincia de Chota, de la mano del proyecto Haku Wiñay trabajan la confección y comercialización de sogas y jaquimones, y así generan sus propios ingresos económicos.
Asociadas en el grupo de interés “Fe y Trabajo” participaron con su idea de negocios en el Concurso de Emprendimientos Rurales Inclusivos del proyecto Haku Wiñay de Foncodes y accedieron a un fondo de financiamiento de 8 mil soles, de los cuales 4,800 fue para la compra de activos productivos (tijeras, 03 maquina cordelera, 03 maquina trabilladora y 5,000 sacos en calidad de un capital semilla), y 3,200 soles para asistencia técnica.

Este emprendimiento de mujeres familias perteneciente al núcleo ejecutor Cochorco, perteneciente al núcleo ejecutor central de Chota, viene generando ingresos por 4,500 soles mensuales por la venta de 900 sogas, con un costo de producción de 2 soles por soga, generando una ganancia de 2,700 mensuales.
En esta zona las mujeres usuarias tenían una baja cultura asociativa y desconocían la actividad artesanal con un enfoque de actividad por contrato, (Antes que se produzca ya está vendido), sumando aún más, la migración en buscar mejores oportunidades de trabajo, además a ello se suma el individualismo existente entre ellas, generado altos costos de producción

El emprendimiento tiene como objetivo promover la generación de ingresos para estas mujeres generando una autonomía sostenible, y así disminuir la migración de sus integrantes y generar una estabilidad laboral de las 04 asociadas, ya que este grupo trabajaba artesanalmente,

Esta experiencia benefició directamente a cuatro hogares usuarios de los Núcleos ejecutores de Chororco, cuyas integrantes son mujeres. Para sorpresa de los varones, ellas emprendieron la confección de sogas y jaquimones, productos muy solicitados por las familias dedicadas a la actividad agrícola y pecuaria.

Con su iniciativa de negocio, estas cuatro mujeres ahora son todo un ejemplo para los vecinos de Chororco como para las zonas aledañas en Chota. En un proceso de inducción y capacitación tuvieron que superar factores como la falta de asociatividad, el desconocimiento de esa actividad artesanal, sumado a la migración en busca de oportunidades que los llevaba a abandonar su centro poblado. Ahora ven el presente y el futuro con optimismo.

Foncodes con Haku Wiñay/Noa Jayatai trabaja en fortalecimiento de los sistemas de producción familiar rural, mejora de la vivienda saludable, promoción de los negocios rurales inclusivos, y fomento de las capacidades financieras.







http://www.trujilloprensa.com/


Con la tecnología de Blogger.