.

LOS SUELDOS DE LOS SERVIDORES DEL SECTOR PÚBLICO

Los sueldos de los servidores del sector público están congelados y las carreras estancadas, es decir, existen un desorden y caos en el gobierno, que hasta ahora no resuelve este problema social de la mayoría de trabajadores  del régimen 276 y Contratos Administrativos de Servicios (CAS).

A pesar que existe la Ley 30057 y una entidad especial para ver este problema, la Autoridad Nacional de Servicio Civil (SERVIR), sin embargo han pasado más de 4 años y hasta la fecha no se hace nada por mejorar las remuneraciones de los trabajadores que laboran en el estado.

SERVIR ha reconocido que los servidores  nombrados y contratados bajo el régimen público (D. Leg. N° 276), cuentan con la seguridad de la estabilidad laboral, sin embargo,  sus remuneraciones no son las mejores. Muchos optan por salirse del estado al sector privado por mejoras salariales.
En la actualidad existe un aproximado de 1´500,000 mil trabajadores, según reporte de Servir, ha crecido el número de servidores públicos de un millón en el 2004, a 1´400 mil en el 2014, hay desigualdad en la distribución de la administración pública en el territorio nacional.

Desigualdad que se expresa, también, en la composición de género de la burocracia estatal, con una primacía masculina (54%) que viene siendo revertida, lentamente, en la administración pública. Sin embargo, no se hace nada por ver el problema remunerativo de los trabajadores estatales que se vienen organizando para salir a las calles, exigiendo incremento de sueldos que están congelados por más de 20 años. No esperemos un conflicto social señor presidente PPK para ver este problema social.

Según un Informe de SERVIR, la mitad de empleados de la administración pública está incluido en las denominadas “carreras especiales” (profesores de educación básica, profesionales y asistenciales de la salud, fuerzas armadas y policiales, diplomáticos, docentes universitarios, magistrados, fiscales y servidores penitenciarios), que cuentan con regímenes laborales también “especiales”.

En una proporción similar están los Contratos por Administración de Servicios (CAS), sin estabilidad laboral pero con salarios cercanos a los promedios del sector privado formal. Con un menor porcentaje (13%) están los trabajadores públicos contratados bajo el régimen de la actividad privada (D. Leg. N° 728), un “sin sentido” que se explica por el desorden burocrático del Estado peruano.

Otros datos importantes están relacionados con el costo de la planilla estatal (ésta creció de S/ 21,903 millones el 2009 a S/ 38,000 millones el 2014); las edades de los servidores (constatándose un envejecimiento respecto de años pasados); y la evolución de la administración pública (en el mismo periodo el Índice de Desarrollo del servicio civil peruano se incrementó en 27 puntos según el BID).

Los únicos beneficiados en el sector público son los trabajadores públicos contratados bajo el régimen de la actividad privada (Dec. Leg. N° 728) como son los servidores que trabajan en la Sunarp, Sunat, Proinversión, Osiptel, Sutran, BCR, SBS, Sunass, Sunafil, etc. Quienes reciben 16 sueldos al año, gratificaciones, CTS, Bonos, entre otras gollerías.

Las remuneraciones de estos trabajadores también es algo que llama la atención, pues dista mucho de lo que percibe un maestro, un policía, un médico y los servidores de los regímenes 276 y 1057. Es hora que el Gobierno equipare y mejore los sueldos de la mayoría de los servidores estatales.

Por: Jorge Apolitano Rodríguez








http://www.trujilloprensa.com/


Con la tecnología de Blogger.