.

SANTA MARÍA: “ELIDIO ESPINOZA YA LE CAUSÓ BASTANTE DAÑO A TRUJILLO”

El aspirante a la alcaldía de Trujillo, Luis Carlos Santa María, instó a la Contraloría General de la República a determinar si existió irregularidades en el proceso de tercerización del Servicio de Gestión Ambiental de Trujillo (Segat) y en la obra de mejoramiento de la plaza de armas de Trujillo, llevadas a cabo por la gestión municipal de Elidio Espinoza Quispe, a quien exhortó a anular el proceso y responder sobre las evidentes fallas estructurales en los pisos, respectivamente, pues “ya le ha causado bastante daño a Trujillo”.

Luego que el último 15 de enero, la Contraloría recomendó la nulidad del proceso de tercerización del Segat, Santa María instó a este ente a sancionar a quienes resulten responsables en la investigación. Recordó que en su momento advirtió públicamente que el proceso de tercerización llevado a cabo por el municipio provincial no se respetó los días de la integración de las bases para el concurso y no contaba con la certificación presupuestal, tal como lo advierte el informe de Contraloría.
“El requerimiento de nulidad del proceso por tercera vez se veía venir. Recordemos que los regidores en sesión de Concejo le pidieron al alcalde suspender la tercerización, pero la necedad y aparentemente intereses particulares fueron más grandes que el efectuar un proceso que beneficie a la comunidad”, dijo.

Asimismo, el ex regidor de Trujillo también se pronunció respecto a las evidentes fallas en la obra de la plaza de armas, las mismas que deben ser investigadas. “Esta obra fue inaugurada con premura debido a la llegada del Papa Francisco, presentando rajaduras, huellas de calzado, falta de unificación de tonalidad de color en las losas, entre otras”, aseveró preocupado.

De esta manera, Santa María cuestionó por qué sí el informe realizado por la Contraloría Regional, a través del Órgano de Control Institucional (OCI) de la Municipalidad Provincial de Trujillo (MPT) a la obra en mención, concluyó que existían situaciones de riesgo en el proyecto, la gestión municipal prefirió hacer caso omiso y continuar. 

“Si estos trabajos fueron realizados sin observación de la norma, la Contraloría debe determinar a los responsables y disponer las acciones penales que se requieran. Los trujillanos nos sentimos estafados debido a que lo mínimo que esperábamos era recibir una obra de calidad, una plaza de armas que conserve su originalidad histórica”, puntualizó.








http://www.trujilloprensa.com/


Con la tecnología de Blogger.