.

INTERVIENEN LOCALES QUE VENDÍAN VINO “BAMBA”

Con la finalidad de salvaguardar la integridad física y sanitaria de la población Liberteña, el Gobierno Regional La Libertad, a través de su equipo de Regulación Sectorial de la Gerencia Regional de Salud, realizó un operativo conjunto con la Policía Fiscal a los locales de expendio de licores, logrando detectar vinos “bambas” por lo cual de inmediato se realizó la intervención respectiva a dichos establecimientos ubicados a inmediaciones del Mercado Mayorista.

Los dos propietarios de la calle Joaquín Olmedo se sorprendieron ante la presencia del equipo técnico del área de Inocuidad Alimentaria de la Unidad Funcional de Regulación en Salud Ambiental y Ocupacional de la Sub Gerencia de Regulación Sectorial y de la Dirección de la Policía Fiscal.
En total se encontró cuatro cajas conteniendo 72 botellas de vinos de la marca Santiago Queirolo, contándose que se trataba de vinos de procedencia dudosa y detectándose que las etiquetas habían sido adulteradas.

También se pudo constatar que ese cargamento de vinos forma parte de una distribución mayor que incluso en las pasadas fiestas navideñas y de fin de año han sido ya vendidas, tanto en el Mercado Mayorista y centros de abastos a los que llevaban para su venta al público.

En el local, ubicado en la calle Joaquín Olmedo 237, de propiedad de Elmer Núñez Rodríguez, se encontró en la parte externa de la tienda 3 botellas de Vinos, 2 de la marca Borgoña y 1 de Rosé, cada una indicaba su Lote de Producción, que permitía su rastreabilidad del producto.

En tanto, en el interior del local se encontró 03 cajas, con 12 botellas de vidrio cada una de ellas, de vino Rosé de la marca Santiago Queirolo, los cuales presentaban etiquetas de fácil desprendimiento, también su encapuchado, el etiquetado con una diferencia en el tipo de letra así como en dichas botellas no contenía el número de lote para de esta manera realizar la rastreabilidad del producto y de igual forma su sello de seguridad había sido aparentemente maniobrado.

Por otro lado, en el local ubicado en el inmueble 321 de esa misma calle, de propiedad de Víctor Gonzales Sánchez, también se pudo encontrar otras 3 cajas con 36 botellas de vino Santiago Queirolo con las mismas irregularidades que en el primer local.

De esa manera, se constató que ambos establecimientos vienen infringiendo con el artículo 121° inciso M y el artículo 122° inciso A del D.S. N° 007-98-Reglamento sobre Vigilancia y Control Sanitario de Alimentos y Bebidas; así como con el artículo 58 B del D.S. N° 004-2014-SA Modificatoria del Reglamento Sobre Vigilancia y Control Sanitario de Alimentos, por no contar con la Certificación de Principios Generales de Higiene del Codex Alimentarius (PGH).

Este es el segundo operativo del año a los establecimientos que almacenan, elaboran, fabrican y distribuyen alimentos y bebidas para el consumo humano. El año pasado se realizaron un promedio de 35 intervenciones.








http://www.trujilloprensa.com/


Con la tecnología de Blogger.