.

ASESINAN A CHOFER A PUÑALADAS

Un hombre que se ganaba la vida como chofer de carga pesada, murió de varias puñaladas en el abdomen, en circunstancias que se dirigía a tomar un vehículo de transporte público, que lo traslade a su domicilio, luego de haber estado libando licor con sus amigos.

Eran aproximadamente las 4 de la mañana, cuando el infortunado trabajador, identificado como Marcos Antonio Díaz Bello (54), fue interceptado por sujetos desconocidos cuando caminaba por la calle Micaela Bastidas número 3, a la altura del canal de la Mochica, en el sector Santa Verónica en el distrito de La Esperanza.
Al parecer el occiso habría tenido un altercado con alguna de las personas con las que estuvo tomando y ésta lo siguió para tomar venganza.

Agentes policiales descartaron el robo porque el cuerpo lo encontraron con todas sus pertenencias como billetera, gorra, celular y un maletín donde guardaba su ropa.

Hasta la escena del crimen llegaron sus familiares, quienes protagonizaron desgarradoras escenas de dolor al ver tirado el muerto en la vereda, sobre un charco de sangre.

Su esposa María Elena Bracamonte Paredes, señaló que la víctima recién había llegado de viaje el último viernes de la ciudad de Lima, tenía como destino Tumbes, pero se quedó en Trujillo para revalidar su brevete que se había vencido.

Me avisaron recién a las 6 de la mañana que mi esposo yacía tirado sobre una acera frente a tiendas Makro, de inmediato nos dirigimos al lugar y vimos la aterradora escena, contó.

Yo me levanté a las 3 de la mañana y como no llegaba, pensé que se había quedado en la casa de su mamá, porque acostumbra pernoctar en ese lugar cuando no llega a dormir a mi domicilio, refirió.

El difunto vivía, junto a su pareja, en la cooperativa El Triunfo del sector Wichanzao y deja 3 hijos, todos mayores de edad.

Personal policial de la Comisaría de Bellavista, fueron los primeros en llegar a la escena del crimen, para acordonar la zona y despejar a los curiosos. Minutos más tarde hicieron su arribó peritos del Ministerio Público, para realizar el levantamiento del cadáver y su posterior internamiento en la morgue central de Trujillo para la necropsia de Ley, a fin de determinar la causa de la muerte y continuar con las investigaciones respectivas.

El caso quedó en manos de la Fiscalía Provincial Mixta Corporativa de la Esperanza, a cargo del Fiscal, Jorge Beltrán Sáenz.








http://www.trujilloprensa.com/


Con la tecnología de Blogger.