.

LLEVAN AYUDA A BEBÉ ABANDONADO EN URB. COVICORTI

Está en Neonatología del hospital Regional y se aferra a la vida. Junto a su esposa, Ana Paula Ganoza, apadrinaron el “Agüita del Socorro”.

Una cuna, pañales, pañitos húmedos, leche en fórmula, ropa, entre otros, llevó  el gobernador regional Luis Valdez y su esposa Ana Paula Ganoza para apoyar al bebé con pocos días de nacido abandonado y encontrado la semana pasada en la urb. Covicorti.

El menor, internado en Neonatología del Hospital Regional, se aferra hoy a la vida dando muestras de querer vivir y que necesita una oportunidad para sobrepasar el difícil momento que le tocó por la mala decisión de inescrupulosos padres.
Aunque en los primeros días le llamaban Ángel, el personal del nosocomio finalmente  le puso Jesús Benjamín y el gobernador al saber que lleva el mismo nombre de su hijo (Benjamín), de apenas un año ocho meses, llegó hasta él para solidarizarse con su caso.

“Esta situación nos abruma, pero vamos a estar pendientes de su crecimiento y desarrollo, y para que no le pase nada”, dijo Valdez Farías como primera palabras, tras tener entre sus brazos al pequeño.

Junto a su esposa la autoridad regional fue invitada por el personal del hospital a apadrinar el “Agüita del Socorro” del bebé, a lo que asintió tomando de la mano a su esposa.  El R.P. Gualberto Musayon Taboada, tras orar, echó el agua, precisando que no se trataba  de un sacramento sino de una asistencia previa al bautizo.

Valdez indicó que la situación del menor es delicada, pero se comprometemos a ver que esté bien atendido, exhortando a las parejas que haya previsto adoptar un bebé a que consideren esta posibilidad con Jesús Benjamín.

“Vamos a seguirlo apoyando. Hoy hemos traído algunas cosas que va necesitar, pero eso se acabará pronto y vamos a tener que regresar. Si alguna pareja que quiera llevarlo a su hogar lo vamos a apoyar con los trámites del caso”, dijo.

Valdez Farías agregó que si aparecieran los padres del menor, no deberían devolverlo  pues han demostrado incapacidad para hacerse cargo. “Deben sancionarlos con todo el peso de la ley al poner en riesgo la vida del niño”, expresó.

Por su parte la esposa de la autoridad regional, Ana Paula Ganoza, indicó que no es fácil traer un niño al mundo para dejarlo abandonado. “No puedo creer que pueda haber una madre que haga esto. Él se merece una oportunidad”, manifestó, visiblemente afectada.

Aunque se supo que la Fiscalía ya le habría encontrado un albergue al menor, el gobernador ofreció trasladarlo hasta la Aldea Infantil de Quirihuac -de ser el caso-, donde se le prodigarían las atenciones necesarias.

El director del hospital, Fernando Gil, y el gerente regional de Salud, Eduardo Araujo acompañaron a la autoridad regional, precisando que el pequeño tuvo un cuadro de ictericia, pero está recuperándose rápidamente, aferrándose a la vida.

Jesús Benjamín fue abandonado la semana pasada por quien sería su presunto padre en una calle de  Covicorti.  Quien se dio cuenta del bebé fue un niño de 10 años, que observó que un sujeto dejaba un bulto frente al inmueble ubicado en la manzana C, lote 1.








http://www.trujilloprensa.com/


Con la tecnología de Blogger.