.

AGROMIN DEMOSTRARÁ QUE EL AGRO Y LA MINERÍA SON MÁS IMPORTANTES QUE NUNCA

•El agro y la minería se complementan, modernizan su tecnología cada día y optimizan el uso del agua como factor indispensable para su desarrollo y permanencia. Del 6 al 8 de junio en TECSUP de Trujillo, se identificarán nuevas oportunidades  de negocio en ambos sectores.

Es indispensable destacar el desarrollo complementario y sinérgico entre las actividades económicas del sector agrario y minero que actualmente son una realidad en el mundo. Está comprobado que el mejoramiento de la infraestructura por parte de la minería (electrificación, servicios de agua y desagüe) tiene un impacto positivo en la agricultura y la ganadería, así como que la construcción y mejoramiento de caminos rurales o carreteras de acceso a las minas disminuyen el costo de los fertilizantes en las áreas rurales y que aumenta el salario de los agricultores e incrementa la producción agrícola, beneficiando a toda la población.
La agricultura está haciendo posible el uso más eficiente del recurso hídrico, apostando por la tecnificación del riego (riego presurizado y por goteo). La gran minería recicla el agua y la trata con los más altos estándares internacionales antes de descargarla.

“El sector minero formal es un modelo de gestión hídrica en el Perú que ha desarrollado tecnologías para reducir el uso industrial del recurso y ha contribuido a que el agro y las comunidades puedan acceder a este servicio a través de represas, reservorios, canales de riego y redes de instalación” señaló Romulo Mucho, Presidente de AGROMIN.

La minería, la agricultura y la ganadería están vinculadas por el uso de la tierra y del agua. La cantidad de tierra utilizada por la minería en el Perú es relativamente pequeña en comparación a la utilizada por la agricultura. El 12% del territorio se encuentra bajo concesiones mineras, realizándose exploración y explotación en el 1.22% del territorio, por lo que el uso que esta actividad hace del territorio es pequeño y el aporte a la economía es grande.

Respecto al consumo del recurso hídrico la Autoridad Nacional del Agua (ANA) ha señalado con objetividad “…Del total de agua aprovechada, el 86% se destina a actividades agrícolas, 6% a la actividad industrial, 7% para la población y 1.5% a las actividades mineras”.

En AGROMIN se mostrarán casos exitosos que dan a conocer la convivencia armoniosa entre la agricultura y la minería; un caso ejemplar es el de Antamina, donde el agua que es utilizada en su mineroducto para transportar los concentrados de mineral desde la sierra de Ancash hasta la costa en Huarmey por 279 Km. es tratada y aprovechada para transformar 170 hectáreas de terrenos eriazos en un bosque de lúcumos, granadas y guanábanas.

Todo esto se verá con mayor amplitud y profundidad del 06 al 08 de junio en la I Convención AgroMinera – AGROMIN que se realizará en TECSUP, sede Trujillo. Será una gran oportunidad para que empresarios mineros y agrarios, profesionales, políticos, educadores, investigadores, estudiantes, autoridades civiles, así como representantes de los diferentes poderes del Estado, organizaciones de base y gremios, participen de las exposiciones, presenten propuestas, debatan alternativas, para fortalecer la convivencia entre ambos sectores.








http://www.trujilloprensa.com/


Con la tecnología de Blogger.