.

FESTÍN EN ELECCIONES MUNICIPALES Y REGIONALES ES LA SUCESIÓN FAMILIAR

En vista que la Ley N° 30305 prohíbe la no reelección inmediata de las autoridades regionales y municipales, con el objetivo de prevenir y combatir la corrupción, algunos alcaldes del país y la región pretenden sacar la vuelta a la noma y ahora van a la conquista de la sucesión familiar.

Es decir muchos alcaldes de Lima y de algunas regiones del país, que han estado en el poder por más de 12, 16 y en algunos casos 20 años, pretenden continuar en el cargo pero ahora dándole una figura de dinastía o herencia familiar.
Algunas autoridades municipales, no quieren dejar el poder, ellos piensan que el estado es su negocio o su vaca lechera productiva de dinero fácil, debido a  los grandes negociados  que hacen a través de las obras publicas.

Estos hechos se pueden observar que más del 70 % de alcaldes y gobernadores del país, están denunciados y procesados por actos de corrupción de funcionarios públicos como son casos de delitos de colusión, concusión y peculado.

Uno de los ejemplos de sucesión familiar es de Luis Castañeda Lossio, que termina su gestión como alcalde de Lima fin de año, después de ser alcalde por 3 periodos y su partido Solidaridad Nacional busca que su hijo Luis Castañeda Pardo, sea el sucesor en el cargo.

Otro alcalde limeño distrital Augusto Miyashiro Yamashiro terminará su gestión alrededor de 20 años como alcalde de Chorrillos.  Ahora, no quiere perder el poder, postula a su hijo Augusto Miyashiro Ushikubo, que también es de las filas de Solidaridad Nacional. El alcalde de Somos Perú, Ángel Wu Huapaya; pretende que su actual esposa Yane Millones, sea su sucesora.

En el distrito de Agallpampa de Otuzco, el alcalde Ricardo Lujan Villacorta, postula a su hermano Gilmer Lujan, para que sea su sucesor, otros alcaldes del ande liberteño han lanzado a sus esposas, convivientes y familiares.

Este vacío en la ley debe corregirse en el JNE y es tarea de los legisladores. No hay restricciones para comicios municipales y regionales, sin embargo, en el caso de la Presidencia de la República, la Ley Orgánica de Elecciones, prohíbe postular al cónyuge y a los parientes consanguíneos dentro del cuarto grados y los afines dentro del segundo grado.

La autoridad municipal o regional tiene el poder y es lógico que favorece con los recursos logísticos y humanos con la persona que está postulando que puede ser su familiar su hijo, su esposa, hermano, sobrinos, etc.

Sin embargo, este tema de sucesión familiar o dinastía involucra a los ciudadanos, a los electores que estén bien informados y tener suficiente madurez política para no permitir este tipo de candidaturas que su único objetivo es enriquecerse con el dinero del estado a través de las obras publicas. Ya están alertados, tener cuidado con estas postulaciones.

Por: Jorge Apolitano Rodríguez








http://www.trujilloprensa.com/


Con la tecnología de Blogger.