.

PERMUTA DE TIERRAS ENTRE EL GOBIERNO REGIONAL Y LAREDO PODRÍA QUEDAR SIN EFECTO

Durante sesión del Consejo Regional

La cuestionada permuta de tierras hecha durante la gestión de José Murgia, entre el Gobierno Regional y la empresa Agroindustrial Laredo S.A.A., que el actual gobernador Luis Valdez Farías exigió sean devueltas, podría quedar sin efecto hoy martes durante la sesión ordinaria del Consejo Regional de La Libertad, que tiene en agenda este tema.

En la reunión se debatirá el expediente administrativo que propone el proyecto de acuerdo regional relativo a autorizar la resolución (resolver) del citado contrato de permuta.
El oficio N° 017-2018-GRLL/CR-CPPE, que contiene el expediente técnico  administrativo  que propone el proyecto de acuerdo regional de la resolución del contrato de permuta será sustentado por el presidente de la comisión ordinaria de Proyectos y Programas Especiales del Consejo Regional de La Libertad, Edwin Castellanos García.

Valdez Farías fue enfático al señalar en su momento que las 427.02 hectáreas que el Gobierno Regional La Libertad entregó a la Empresa Agroindustrial Laredo S.A.A., en permuta por 7 hectáreas, deberían devolverse debido a que pasaron los años -ocho hasta ahora- y no había manera de hacer uso del lote cedido por Laredo.

Exigió de diferente formas la entrega física del terreno permutado a favor del Gobierno Regional, en estricto cumplimiento de las obligaciones derivadas de la celebración del contrato de permuta respectiva, manifestando que caso contrario se procedería a adoptar las acciones civiles, penales y administrativas que el ordenamiento jurídico amparaba.

En abril del año 2015, el entonces presidente regional César Acuña Peralta también se había pronunciado de la misma manera, exigiendo la anulación de la permuta y devolución de las tierras.

El terreno del Gobierno Regional que se permutó corresponde al área de reserva Ciudad Uripe, ubicado en Salaverry, y lo que debía entregar Laredo al sector El Cortijo, colindando con sembríos de caña de Natasha Alta y con la avenida Antenor Orrego, pero este último fue entregado sin darse a conocer la existencia de un problema judicial de propiedad.

Laredo se había adjudicado tal espacio durante la Reforma Agraria, siendo su anterior propietaria la familia Mauricci Marquina, que reclama hasta hoy la titularidad del predio basándose en una partida registral.

En su momento Valdez dijo además que “esos terrenos no tienen la correspondencia económica y tampoco podemos usarlos. El Gobierno Regional está con las manos atadas, por eso exigimos a la empresa azucarera deje sin efecto la permuta y que nos devuelva las 427.02 hectáreas que se transfirieron”.

“No es el gobernador el que reclama, son los intereses de los liberteños contra los intereses de una empresa agroindustrial”, precisó.

Laredo no cumplió con su obligación de entregar físicamente el terreno permutado, imposibilitándose que el Gobierno Regional pudiera disponer del inmueble debido a que se trataba de un bien en litigio, precisándose que en una de las cláusulas de la permuta se establecía que los terrenos a transferir se encontraban libres de toda carga, gravamen, derecho real de garantía o medida judicial que impida la libre disponibilidad y/o derecho de propiedad, posesión o uso de los inmuebles.

El predio entregado por Agroindustrial Laredo tenía una hipoteca de cerca 10 millones de dólares que fue levantada posteriormente a la firma de la escritura pública de permuta, además que el bien se encontraba en litigio.

Valdez Farías se reunió incluso el año 2016 con Luis Fernando Piza, gerente general de la Empresa Agroindustrial Laredo S.A.A., buscando el dialogo e instalar una mesa de trabajo para resolver el tema.








http://www.trujilloprensa.com/


Con la tecnología de Blogger.